Muerte del fiscal Nisman

Hace un año, Nisman ya apuntaba al “Cuervo” Larroque

El fiscal llegó a confesar que tenía “una pista” que lo llevaba al secretario general de La Cámpora. Finalmente, en las 289 fojas que integran la presentación judicial, lo presenta como el nexo entre la presidenta y los encargados de la supuesta diplomacia paralela con Irán

lunes 26 de enero de 2015 - 8:39 am

De acuerdo a círculos judiciales y políticos, ya se sabía hace más de un año que el fiscal general de la Unidad AMIA, Alberto Nisman, tenía algo entre manos.
[pullquote position=”right”]Hace un año, Nisman ya apuntaba al “Cuervo” Larroque[/pullquote]

El propio Nisman llegó a confesar que tenía “una pista” que lo llevaba al secretario general de La Cámpora, Andrés “Cuervo” Larroque, de acuerdo a lo confirmado por el portal Perfil.com.

“Si compruebo mi pista vas a entender por qué Larroque te dijo eso el día del memorándum en Diputados”, le contó Nisman a la diputada del PRO Laura Alonso hace un año, en referencia al cruce que tuvieron en el plenario de comisiones del 26 de febrero de 2013, cuando ante una interrupción de la macrista el camporista le gritó “callate atorranta”.

En las 289 fojas que integran la presentación judicial, Nisman presenta a Larroque como el nexo entre la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, y los encargados de la supuesta diplomacia paralela con Irán.

No aparece nunca como protagonista, sino siempre por menciones de terceros. El 17 de noviembre de 2012, Jorge Alejandro “Yusuf” Khalil relata por teléfono que se encontró con Luis D’Elía y Larroque, donde el dirigente de La Cámpora le envió un mensaje para que le transmita al encargado de negocios iraní, según el matutino mencionado.

“Larroque ha transmitido mensajes emanados de las autoridades del Gobierno nacional”, aseguró Nisman en el escrito presentado. También con Alonso se comunicó Nisman el martes 6 de enero vía Whatsapp. Le dijo que volvía la semana siguiente y coordinaron para encontrarse.

“Está caldeado el ambiente”, fue lo único que le anticipó a Alonso. El apuro por presentar la denuncia a mediados de enero se debió, según explicó el propio Nisman, a dos motivos. Por un lado, le dijeron que Alejandra Gils Carbó iba a dejarlo fuera de la Unidad Fiscal AMIA, algo que desde la Procuración desmienten. Pero también le contó a varios interlocutores que con las modificaciones en la Secretaría de Inteligencia (SI) le habían anticipado que las pruebas que allí existían corrían riesgo de desaparecer. Aun así, él tenía copias de las escuchas.

COMENTARIOS