Mundo Saludable

Terminá con el mito de las 8 horas de sueño: ¿Cuánto tenemos que dormir realmente?

Claro que todos estos números y horas necesarias rigen para los días de semana. Los fines de semana, te podés dar un lujo y dormir unas horitas de más

domingo 25 de enero de 2015 - 6:04 pm

Hay dos clases de personas: los que aman dormir y los que sienten que es una pérdida de tiempo. También están, claro, los que duermen sin problemas y los insomnes, y los soñadores. Sea cual seas, dormir es una de las partes más importantes de nuestro día a día, pero, ¿cuántas horas necesitamos dormir realmente? No son ocho, como dicta la creencia popular, y no necesariamente resulta beneficioso alargar el tiempo de sueño.

Hoy en día, cuando los niveles de productividad se estudian al detalle y se trata de optimizar al máximo el rendimiento en el trabajo, cobra cada vez más importancia el descanso, y los dormilones van a sufrir porque el mito de las ocho horas diarias fue derrocado.

Uno de los especialistas en sueño más prestigiosos, Daniel Kriple, ha constatado en su último estudio que la gente que duerme entre 6,5 horas y 7,5 horas, además de vivir más tiempo, es más feliz y más productiva. Otra de las claves que apunta tiene que ver con dormir más de las ocho horas tradicionales. Según sus conclusiones, dormir 8,5 horas podría ser peor que dormir 5 horas.

Estas cifras pueden variar ligeramente de unas personas a otras, pues no todo el mundo tiene las mismas necesidades debido a su genética, complexión e incluso a su actividad diaria. ¿Pero qué ocurre si dormimos menos de lo necesario?

La persona que ha dormido poco tiene más dificultad para recuperar la concentración: todos nos distraemos por igual, pero cuando el cerebro se encuentra en buenas condiciones tiene más facilidad para volver a centrarse, algo mucho más costoso cuando hay falta de sueño. Además, alguien con este impedimento para concentrarse no repara en su déficit, algo que contribuye a la infravaloración del sueño.

Si sos una persona a la que le cuesta dormir la cantidad de horas necesarias, tu solución puede ser la siesta. Las recomendaciones siempre hablan de no excederse en el tiempo de siesta, que no supere los 25 minutos o media hora. Este hábito lógicamente lleva a estar menos cansado, de lo que se deriva que se tenga mejor ánimo, algo que constituye una base sólida para estar más contento.

COMENTARIOS