Muerte del fiscal Nisman

Las críticas a la Presidenta por su cambio de parecer acerca de la muerte de Nisman

"Tal vez tenga una información que nosotros no tenemos", deslizó el titular de la DAIA. Más duro, el radical Ernesto Sanz opinó que la jefa de Estado debe despedir a los integrantes de la cúpula de seguridad, ya que son los que tenían a su cargo la custodia del fiscal

jueves 22 de enero de 2015 - 10:08 am

La presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, puso en duda esta mañana que el fiscal Alberto Nisman, que la denunció por encubrimiento a Irán en la causa AMIA, se haya suicidado. Pidió “mucha protección” para el asistente que le entregó el arma y reclamó que se investigue a la custodia.
[pullquote position=”right”]Las criticas a la presidenta por su cambio de parecer acerca de la muerte de Nisman[/pullquote]

“Los interrogantes que se convierten en certeza. El suicidio (que estoy convencida) no fue suicidio”, sostiene Fernández en una nueva carta publicada esta mañana en sus cuentas de redes sociales, donde advierte además que al fiscal fallecido le proporcionaron datos falsos para la denuncia de encubrimiento.

Al respecto, la fiscal Viviana Fein, a cargo de la causa por la muerte de Nisman, afirmó que la presidenta “es libre de pensar” que no fue un suicidio, pero remarcó, en diálogo con el canal de noticias Crónica, que ella se ajustará a los resultados de la investigación que lidera junto a la jueza Fabiana Palmaghini.

El titular de la DAIA, Julio Schlosser, por su parte, se manifestó hoy “sorprendido” por la nueva carta de la mandataria y advirtió que “con estas declaraciones las dudas se agrandan más”.

“Tal vez tenga una información que nosotros no tenemos”, deslizó en declaraciones a radio Continental, luego de conocerse la nueva misiva de la jefa del Estado a través de las redes sociales.

Y alertó: “Estamos cansados de no tener respuesta, lo que nosotros queremos es la verdad y la verdad parece más lejos”.

Por otra parte, el cambio de postura del Ejecutivo generó repercusiones en la oposición. El radical Ernesto Sanz opinó que si la jefa de Estado cree que la muerte de Nisman no fue un suicidio, tiene que despedir a los integrantes de la cúpula de seguridad, ya que son los que tenían a su cargo la custodia del fiscal.

“Esto es gravísimo. Pasar de alentar la hipótesis del suicidio al asesinato, tiene que tener consecuencias. Si primero creían que era suicidio y ahora no es porque hay alguien vinculado al Estado que los convenció de esto. Y hay que llevarlo rápidamente a la Justicia”, analizó Sanz.

“Esta carta no puede ser la posición de alguien que tiene que llevar tranquilidad a la población”, agregó.

La diputada nacional del PRO Laura Alonso, por otra parte, afirmó que el cambio de postura de la presidenta demuestra que la Argentina “se quedó sin Gobierno” y tiene “un Estado muy débil”.

 

COMENTARIOS