Muerte del fiscal Nisman

Asombro en la Justicia federal porque un juez amigo de Berni investiga la muerte de Nisman

La causa encuadra en un caso de la Justicia federal pero, por algún motivo desconocido, quedó en manos de un juez de instrucción

martes 20 de enero de 2015 - 7:48 am

Una gravísima irregularidad podría marcar desde un principio la investigación sobre la confusa muerte del fiscal Alberto Nisman. Por eso, en ámbitos judiciales hay estupor por la decisión de que la causa haya quedado en manos de un juez de instrucción y no en la justicia federal.
[pullquote position=”right”]Asombro en la Justicia federal porque un juez amigo de Berni investiga la muerte de Nisman[/pullquote]

Además, el juez Manuel de Campos, encargado de la causa, quien es titular del Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Criminal de Instrucción Nº 5, es amigo del secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni.

Tal como señaló el portal LPO, el magistrado tiene un vínculo muy cercano al funcionario, motivo por el cual llegó a ser recusado en una causa que salpica a la dirigencia de Boca. Campos y Berni trabajaron codo a codo en tres causas relacionadas a la barra del club.

De todas formas, la cuestión central es que, según explicaron fuentes judiciales, la muerte del fiscal especial del caso Amia encuadra claramente en un caso de la justicia federal y por algún motivo desconocido quedó en manos de un juez de instrucción.

El abogado Ricardo Monner Sans, en diálogo con LPO, coincidió con esta postura: “En principio, se trata de un funcionario federal que estaba llevando una investigación federal. No sé si hay picardía o no en enviarlo a instrucción como si fuera un suicidio o homicidio común”, explicó.

Y agregó: “En principio, el tema se debió a mandar a la justicia federal. Si luego se demostraba lo contrario, se lo enviaba a instrucción”.

“Por la calidad del personaje, por la situación que lo rodeó, por investigar un caso federal, por estar involucrados personajes federales, por todo eso en principio es federal”, continuó Monner Sans.

COMENTARIOS