Muerte del fiscal Nisman

El CELS cuestionó a la Justicia y el Gobierno por el caso AMIA y pidió que se investigue la muerte de Nisman

El Centro de Estudios Legales y Sociales señaló "maniobras para encubrir" el atentado y vínculos afianzados entre sectores de la Justicia Federal, de las agencias de Inteligencia, de las fuerzas de seguridad y del sistema político"

martes 20 de enero de 2015 - 2:03 am

El Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) cuestionó hoy a la Justicia y al Gobierno por la investigación del atentado a la AMIA, así como a los organismos de Inteligencia que actuaron en la causa de la mutual judía.

El organismo apuntó a “maniobras para encubrir” el atentado que muestran “vínculos afianzados entre sectores de la Justicia Federal, de las agencias de Inteligencia, de las fuerzas de seguridad y del sistema político”. [pullquote position=”right”]El CELS cuestionó a la Justicia y el Gobierno por el caso AMIA y pidió que se investigue la muerte de Nisman[/pullquote]

Además, pidió que se investigue “con la mayor diligencia” la muerte del fiscal federal Alberto Nisman y la denuncia que había realizado el miércoles el funcionario judicial contra la Presidenta, el canciller Héctor Timerman, el diputado camporista Andrés Larroque y el dirigente piquetero Luís D’Elía.

“El éxito de las maniobras para encubrir el atentado muestra los vínculos afianzados entre sectores de la Justicia Federal, de las agencias de Inteligencia, de las fuerzas de seguridad y del sistema político”, aseguró el organismo en un comunicado.

Al respecto, el Cels, cuyo titular, Horacio Verbitsky, tiene afinidad con el kirchnerismo, apuntó: “La consecuencia trágica de una confluencia de intereses y desidia es que el atentado más grave del que los argentinos fuimos víctimas permanece impune”. “Desde los primeros momentos, la investigación judicial no avanzó sobre líneas que requerían ser profundizadas. Las demoras y los obstáculos en la causa principal que debía investigar el atentado y la que debía hacer lo propio con las maniobras de encubrimiento estuvieron determinados por un entramado ilegal de funcionamiento de las agencias de Inteligencia que no fue reformado”, apuntó el organismo.

Cuestionó del Ejecutivo que “durante estos años, el gobierno dejó pasar la oportunidad de intervenir sobre las estructuras de Inteligencia y sus vínculos con la Justicia Federal, y aceptó las reglas de esa relación”. Asimismo, recordó que “cuando se pretendió reformar algunos aspectos del sistema de Justicia Federal, la respuesta buscó sostener el status quo”.

“Estos sucesos no pueden ser parte de especulaciones políticas que pretendan sacar rédito electoral. Tanto la denuncia del fiscal Alberto Nisman, a cargo de la Unidad AMIA, como su muerte deben ser investigados con la mayor diligencia”, exigió el Cels.

En esta línea, subrayó la importancia de “reformar la Secretaría de Inteligencia, fortalecer la Unidad Especial de Investigación y fijar fecha de juicio en la causa del encubrimiento”.

“Después de veinte años, las víctimas del atentado a la AMIA y la sociedad no tienen respuestas”, lamentó.

Por último, tras recordaron que en “en marzo de 2005, el Estado reconoció su responsabilidad” por no haber prevenido el atentado, por la denegación de justicia a causa del encubrimiento y por el incumplimiento del deber de investigarlos”.

“En esa oportunidad, el Estado se comprometió a informar a la población, investigar los hechos, prevenir su repetición, compensar los daños y reformar la ley de Inteligencia. Estos compromisos no se cumplieron”, recordó.

COMENTARIOS