Salud

Cuáles son los tips y los secretos de las personas puntuales

Si tenés problemas con el reloj y resulta muy complicado llegar a cualquier lado en la hora indicada, lo mejor sería adquirir estos hábitos

lunes 19 de enero de 2015 - 1:39 pm

Hay muchas personas que suelen llegar tarde a donde sea que vayan y no pueden cumplir con la puntualidad pactada. Para todos ellos, hay una serie de hábitos que se pueden poner en práctica para cambiar el día a día y andar a las corridas por las llegadas tarde. [pullquote position=”right”]Cuáles son los tips y los secretos de las personas puntuales[/pullquote]

Según la revista Time, estos son los nueve hábito de las personas que siempre llegan puntual:

1. Cuando llega el momento de levantarse, se levantan

Esta es la primera acción que te cambia el día. Aquellas personas impuntuales suelen posponer el despertador para dormir un rato más. Diane Gottsman, una especialista en etiqueta y propietaria de la Escuela de Protocolo de Texas, sugiere este cambio: Poner la alarma fuera del alcance. El ejercicio físico de tener que moverse y salir de la cama para apagar la alarma es una forma muy fácil de no acostarse nuevamente.

2. Planean el desayuno durante la cena

“Casi es el momento más estresante del día. Los hiper organizados y puntuales tienden a tener las mañanas previstas antes de irse a dormir la noche anterior. Los zapatos y las llaves en la puerta, las comidas en el tupper, y la cafetera preparada para calentar. Algunos hasta dejan preparado el modelo que se van a poner la noche anterior, como si fuera el primer día de colegio”. La especialista asegura que esta rutina reduce los cinco minutos que se tarda en buscar las llaves, y te llevan directo a la puerta.

3. Terminan las tareas a tiempo

La mayoría de las veces la gente que llega tarde está pasando de una actividad a la otra. Los puntuales, lo que hacen, es “organizar sus tareas por adelantado, y calculan bien lo que van a tardar en hacer una cosa, antes de pasar a la siguiente.

4. Tienen costumbres:

“Los puntuales saben lo que tienen que hacer para ser puntuales. Conocen su idiosincrasia”, dice Gottsman.

5. Optimizan los tiempos muertos:

Una parte del problema de los impuntuales es el “miedo a estar sin nada que hacer”, asegura Morgenstern. Son personas que incoscientemente, necesitan sentir la sensación de movimiento. Morgenstern sugiere usar los tiempos muertos para ponerse al día con actividades simples. “Tachando poco a poco cosas que hacer de nuestra lista, siempre nos sentiremos que estamos haciendo algo de provecho”.

6. Son inmunes al síndrome de “solo una cosa más”:

“Es difícil que se oiga a una persona consciente del tiempo decir que necesita hacer una cosa más antes de irse. Porque ese impulso les puede distraer fuera de su hora de ruta, y de pronto no es solo un email, sino 15 que hay que contestar”. “Resista el impulso de hacer una cosa más y váyase», dice Morgenstern.

7. Organizan su agenda a prueba de contratiempos:

“Si vemos la agenda de una persona puntual, veremos largos espacios de tiempo entre reunión y reunión. Este tiempo extra es esencial para hacer cualquier imprevisto que aparezca y te rompa lo planeado en la agenda”. Dejar un tiempo muerto por la mañana y otro por la tarde para tachar cosas de nuestra lista y afrontar posibles crisis es la mejor opción.

8. Tienen un master en calculo:

Las personas puntuales son muy organizadas. Todos aquellos que llegan a tiempo planifica sus días, casi al minuto, incluyendo el tiempo que pierden en el ascensor, lo que tardan en andar en coche, el tráfico y el tiempo, y casi nunca llegan tarde.

9. Saben cuando llevan a cabo su mejor trabajo:

“La gente que se organiza es muy consciente de sus biorritmos”, apunta Morgenstern. “Saben cuál es el mejor tiempo del día para ciertas actividades. Si sabes que razonas mejor por la mañana, por ejemplo, intenta dejar para ese momento las tareas de trabajo más complicadas”.

COMENTARIOS