Belleza

5 trucos caseros para cuidar tus uñas

Detalles como el brillo y el buen color son señales de que tus uñas son saludables. Si no es así, estos tips te van a ayudar a lucir las manos de una reina

domingo 18 de enero de 2015 - 6:32 pm

Tus uñas son parte de tu cuerpo y, aunque no lo quieras admitir, una aprte importante de la imagen que le damos a los demás. Además: ¿a quién le gusta engancharse en la ropa porque se nos rompen constantemente las uñas?

Lo cierto es que su salud y calidad dependen de muchísimos factores, tales como el clima, nuestras actividades diarias, qué tanto cuidado les damos y a problemas genéticos. Sin embargo, existen remedios caseros que pueden ayudar a su salud, fortalecimiento, brillo y coloración. Lo mejor de estos tratamientos para tener uñas sanas, es que son efectivos, naturales y no cuestan nada.

1. Contra los hongos

Cuando la uña altera su color (se torna opaca, gris o amarillenta) o pica, podríamos estar en presencia de hongos. Para curarlos, se aconseja remojar, periódicamente, las uñas en el jugo de varios limones.

Otra opción es preparar una infusión con dos tazas de agua y 3 cucharadas de tomillo. Dejar que se enfríe un poco y aplicar sobre los hongos de las uñas utilizando un hisopo. Pasados algunos minutos, retirar con agua. Hay que tener cuidado de no pasar el bastoncito, por las uñas sanas, ya que pueden contagiarse y, tampoco, compartir tijeras o limas con otras personas.

Para un poco de todo: bicarbonato

El bicarbonato de sodio nos ayuda si se trata de mantener la coloración y el saludable brillo de las uñas. Sumergilas durante 15 minutos en una taza con agua tibia y una cucharadita de bicarbonato. Otra receta muy exitosa es ponerlas en remojo por  5 minutos, en una taza con vinagre blanco o jugo de limón.

¿Uñas frágiles? Aceite de oliva

Si tu problema son uñas quebradizas y frágiles, nada las hará hacer crecer más rápido y fuertes que el aceite de oliva. Deberías aplicarlo sobre tus uñas, todas las noches, antes de dormir. Y se aconseja también el uso de una crema mentolada para aplicar en la cutícula y debajo de la uña. Ponte unos guantes protectores para no manchar la ropa de cama con el aceite.

Adiós a las cutículas secas

Mezcla glicerina y aceite de ricino por partes iguales. Aplica, luego, sobre las cutículas y dales un masaje ligero hasta que la piel absorba el líquido. Otra recomendación es tener a mano, después de bañarse, un palito fino para empujar las cutículas y aplicar aceite de almendras en las uñas, a fin de hidratarlas.

Solución express

Si quieres tener uñas fuertes y largas, a aguantarse y ajo.

Machaca dos dientes de ajo y mezcla con jugo de limón y vinagre blanco. Poné en remojo las uñas y repetí este proceso al menos 5 días a la semana. Vas a notar resultados positivos en poco tiempo. Para ayudar a su aspecto no las limes demasiado y, también, hidrata tus manos y protegelas del sol. Tus uñas estarán agradecidas.

COMENTARIOS