Mundial de Handball

Mundial de Handball: Argentina se mide ante Polonia y va por otra sorpresa

Después del histórico 24-24 frente a Dinamarca, subcampeón del mundo y gran candidato al título, los Gladiadores se presentarán por el Grupo D ante Polonia, que en el debut perdió frente a Alemania. El partido arranca a las 13

domingo 18 de enero de 2015 - 9:36 am

El seleccionado argentino masculino de hándbol buscará hoy dar una nueva sorpresa en el Mundial de la especialidad cuando se mida con Polonia, en un partido correspondiente a la segunda fecha del Grupo D del certamen que se lleva a cabo en Qatar.

El encuentro se disputará en el Duhail Sports Hall, desde las 13:00 de nuestro país, con televisación en directo de TyC Sports.

Los Gladiadores vienen de dar el primer gran golpe de este certamen, al igualar en el debut 24-24 con Dinamarca, actual subcampeón mundial y europeo y uno de los máximos candidatos a pelear por el título, por lo que se robaron toda la atención de los especialistas.

Los dirigidos por Eduardo Gallardo no la tendrán nada fácil ante los polacos, que en su primera presentación perdieron inesperadamente ante Alemania por 29-26 y necesitan sumar para no comprometer su pase a octavos de final.

El equipo nacional tiene claro que los rivales ahora los miraran de otra manera, pero no pierde el foco y sabe que la prioridad es clasificar a octavos de final y luego ir partido a partido, con la ilusión de poder alcanzar o superar la mejor colocación histórica, el 12º lugar de Suecia 2011.

Para seguir por la buena senda, “Dady” necesitará que la columna vertebral compuesta por el arquero Matías Schulz, el pivote Gonzalo Carou y el talentoso Diego Simonet funcione como lo hizo en el segundo tiempo contra Dinamarca, y que el resto del equipo respalde con buen juego y entrega.

“Se viene Polonia, que no se puede permitir otra derrota, así que vamos a tener que estar más atentos que nunca”, comentó Schulz, al tiempo que Carou afirmó: “Ahora nos van a mirar de otra manera y nos van a salir a matar, pero no nos tenemos que preocupar por eso, tenemos equipo para dar batalla”.

Por su parte, el “Chino” Simonet, que marcó el agónico gol para el empate a falta de seis segundos para el final del partido, reconoció que ante los nórdicos no hizo su mejor partido, “porque ya me conocen todos y no me dan libertad para jugar”, pero que confía en que todo “el equipo va a seguir entregándose para ganar”.

Por su parte, en el análisis previo, Polonia llegaba a esta Copa del Mundo para pelearle el primer lugar en el grupo a los daneses, pero en el primer encuentro tropezaron frente a Alemania, rival ante el cual traían una buena racha y al cual le habían arrebatado la clasificación.

Los polacos habían accedido al Mundial tras vencer en el repechaje a los alemanes, a quienes derrotaron 25-24 como local y 29-28 como visitante, por lo que en los pronósticos preliminares todos anticipaban una nueva victoria, pero la ajustada derrota les cambió el escenario y las obligaciones.

Los polacos, pese a ser una potencia del hándbol, no tienen grandes antecedentes en Mundiales y sus mejores ubicaciones fueron el subcampeonato que consiguieron en Alemania 2007, perdiendo la final con los locales, y el tercer puesto en Croacia 2009.

COMENTARIOS