Salud

5 hábitos sencillos para mejorar tu salud

Comer mejor, dejar de fumar, tener una vida sexual activa, hacer actividad física y empezar algún tipo de relajación oriental son algunos de los consejos que el diario ABC de España da para sentirnos más vitales

sábado 17 de enero de 2015 - 3:41 pm

“Si lo que quieres es vivir cien años, vacunate contra el azar”, dice Joaquín Sabina, pero no hace falta ser tan extremos. Hay muchas cosas pequeñas que podemos hacer en nuestra rutina diaria para mejorar nuestra salud, y sentirnos bien y cargados de energía.

Hay hábitos que son conocidos, pero a la vez nos parecen tan sencillos que no nos paramos a pensar en lo poco que cuesta ponerlos en práctica en la vida diaria. Estos son 5 sencillos consejos para empezar a incorporar a tu vida.

1. Come bien para vivir mejor

No sólo se trata de seguir una dieta saludable y equilibrada. Comer bien significa también dedicarle un tiempo a comer con tranquilidad, comer la cantidad justa para la energía que necesitamos, repartir las calorías a lo largo del día, saber cuándo debemos ingerir unos alimentos u otros según nos encontremos.

Para empezar, se recomienda siempre comer fruta y vegetales frescos antes que congelados, ya que los {ultimos pierden muchas de sus cualidades y además tienen conservantes que no hacen nada salvo perjudicarnos.

Dedica como mínimo 30 minutos a comer, ya que nuestro cerebro tarda 20 minutos en darse cuenta de que estamos comiendo, e ingiere los alimentos ricos en proteínas y bajos en lípidos por la noche. A la hora de cenar, calculá unas tres horas antes de ir a la cama.

Los carbohidratos complejos (pan, cereales, pasta…) es mejor comerlos por la mañana, dándole al cuerpo tiempo para asimilarlos. Además, tené mucho cuidado con los productos «light»: pueden tener menos glucosa pero gran cantidad de hidratos de carbono.

2. Hacer una actividad física

Por más simple que parezca, la actividad física genera endorfinas, lo que mejoran la sensación de bienestar. Estas son algunas opciones:

—Caminar por las mañanas: ayuda a dormir, a controlar la presión arterial, el colesterol y la aparición de enfermedades como la diabetes. Inténtalo tres veces a la semana, como mínimo. Entre 30 minutos y una hora.

—Running: quema grasas, aumenta la capacidad pulmonar y estabiliza la presión sanguínea. Hay que empezar poco a poco: diez minutos es suficiente, después ir incrementando este tiempo paulatinamente.

—Patinar: no sólo aporta beneficios en tu salud, además es un ejercicio socializador, porque los aficionados son una tribu especial de incondicionales.

— Bailar: en los mayores, aumenta la autoestima y estimula la creatividad. Para los más pequeños es un increíble método pedagógico que desarrolla la memoria, el oído y la expresión corporal.

3. Aprende a descansar

Es vital para sentirse bien. Por la noche se regenera nuestro cuerpo con la hormona del crecimiento: los niños la aprovechan para crecer los adultos para regenerar tejidos.

Para lograr un buen estado de sueño, limita las bebidas con cafeína y el alcohol durante la tarde, ya que no son buenos compañeros de los sueños, e intenta seguir unos horarios más o menos fijos para acostarte y levantarte.

Tratá de no dormir con la computadora, el celular, o la televisión prendidas o en uso: es mucho mejor escuchar música de relajación, de naturaleza o leer a la hora de conciliar el sueño.

4. Equilibra la energía de tu cuerpo con terapias corporales

Muchos incrédulos no van a poder seguir leyendo después de esto, pero lo cierto es que el taichi, el yoga, pilates, o los masajes orientales son técnicas que te ayudan a mejorar tu bienestar. Estas son algunos de sus beneficios:

—El Taichi lo pueden empezar a practicar hasta niños de 4 años. Está comprobado que ayuda a la relajación, relaja la tensión de los músculos y facilita en buen funcionamiento de los órganos.

—Con el yoga se aprender a respirar correctamente, se logra mayor flexibilidad, equilibrio y relajación. Es un buen tratamiento contra la depresión.

—Los masajes no sólo pueden aliviar el dolor de cabeza o el provocado por una contractura en la espalda, además ayudan a la relajación y estimulan la energía.

5. Elimina los malos hábitos y adquiere otros buenos para que tu cuerpo se sienta feliz

Entre los hábitos que podés dejar está el fumar como número uno.

Entre los buenos hábitos se encuentran empezar una dieta, hacerse un chequeo, y lograr una buena vida sexual: el sexo alivia el dolor, mejora el ritmo cardíaco, ayuda a quemar calorías (media hora de sexo son entre 100 y 200 calorías menos) y combate la celulitis.

COMENTARIOS