Redes Sociales

Quitter: la nueva red social anticapitalista

Este servicio de (no tan micro) blogging muestra las mismas características de Twitter, pero promete la no censura, y una línea de tiempo que incluye a todos sus usuarios

sábado 17 de enero de 2015 - 2:30 pm

Si hay algo que todos los usuarios de redes sociales, especialemente Twitter, tienen en común, es su gusto por expresar su opinión (aunque a nadie le interese). Claro que a veces esa opinión no recibe gran aprobación de los seguidores, y siempre está la posibilidad de censura.

Esa es la razón por la que nació Quitter, el servicio de microblogging que pretende ser la alternativa anticapitalista de Twitter.

quitter 02

Sospechosamente parecida a Twitter en su formato, Quitter nos permite visualizar una línea de tiempo pública que nos muestra los “qeets” de todos los usuarios registrados, e incluso se añadió una sección llamada “Toda la red pública” en la que se muestra la actividad de todos los usuarios. Además, la red anticapitalista que tiene a un toro por logo no tiene un límite de caracteres.

Salvo por este detalle, Quitter muestra las mismas características de la red del pajarito: podemos seguir a usuarios y que éstos nos sigan, podemos crear listas (grupos) con ciertos miembros, e incluso se añadieron los famosos FAV y RT.

El perfil también funciona igual, con foto e imagen de fondo, notificaciones, menciones con “@”.

El servicio principal parece ser Quitter.se, sin embargo, sus creadores dicen que por ahora no es posible registrarse en él y envían a los usuarios a Quitter.zone o Quitter.no, los cuales parecen ser nodos del servicio principal. Con ello nos queda claro que pueden crearse nuevos nodos para potenciar su uso.

Por ahora es una enorme incógnita el futuro que pueda tener un servicio de este tipo, pues en teoría no existen límites para lo que un usuario pueda compartir, y además ningún un agente externo tiene forma de impulsar la censura. ¿Será que le sigan copias anticapitalistas de otras redes sociales?. Sólo el tiempo lo dirá.

COMENTARIOS