Famosos

Gimena Accardi en un móvil desde Mar del Plata: ¿participará del Bailando?

La actriz que acompaña a Suar y Francella en Dos Pícaros Sinvergüenza dió un móvil para el programa de Rial desde Mar del Plata: su miedo al locutor, porqué usa lentes siempre y las (no) habilidades de su novio a la hora de bailar

sábado 17 de enero de 2015 - 12:48 pm

Bellísima, agradable y graciosa: tres palabras que podrían describir a la talentosa morocha que acompaña a Adrián Suar y Guillermo Francella en “Dos pícaros sinverguenzas” en el teatro, Gimena Accardi. Claro que incursionar en la temporada teatral marplatense tiene sus trucos, y la novia de Nicolás Vázquez se vio de pronto debutando en los móviles televisivos. Habiendo pasado por AM, la talentosa actriz llegó a Instrusos con un móvil desde Mar del Plata

Con verborragia y simpática, la mujer de Nico Vázquez abrió la nota con algunos chistes y una particular advertencia desde Twitter:

“Hoy, 13.30 horas, hago móvil con @intrusosoficial. Lo único que me da miedo es el LOCUTOR y los GRAPHS. Piedad. @rialjorge @hectorlocutor”

A Jorge Rial no se le escapa nada y, lo primero que le dijo fue: “Antes de arrancar leí en tu cuenta de Twitter que le tenías miedos a Héctor, nuestro locutor, ¿por qué?”.

“Le tengo muchísimo miedo. Es más me dejé las gafas para que él empiece diciendo: ‘gafas’…”, respondió, matizando su tweet con el humor que la caracteriza.

Acto siguiente, el locutor le dio el gusto a la actriz y le dedicó su clásico: “Gafas”.

Luego, Gimena aclaró porqué dio la nota con anteojos: “Me los hubiera querido sacar, pero está nublado y, aparte, ¡lo que es esta cara!, me acosté a las cuatro de la mañana… pero está nublado y no se aguanta la resolana. Me la saco así la señora sabe quién soy y me las vuelvo a poner porque no doy más”, aclaró y comenzó la nota.

La primera en preguntarle sobre la noticia de la semana fue Marcela Tauro: “¿Vas a estar en el Bailando?”, dijo.

Y Accardi señaló: “Me lo propusieron por el aire, no hay una propuesta formal. Entonces, no me lo puse a pensar, sinceramente, pero tal vez, quién te dice, bailemos juntas. ¿Vos andás bien en ese rubro?”, contestó y repreguntó.

“No, pero yo ya hice tanto ridículo que uno más no me importa (…) Dale, vení. Además tu marido baila bien”, respondió la periodista, con gracia, logrando –nuevamente- una acotación sincera, pero a la vez pícara de Gimena: “Mi marido baila pésimo. Él actúa, canta, es muy hermoso y buena persona, pero el tema del baile te lo debo, le cuesta. Él sabés qué hace bien, las acrobacias: el salto del tigre…”, concluyó, obteniendo la risa del panel de Intrusos.

COMENTARIOS