Papa Francisco

El papa Francisco tuvo que acortar su visita a Filipinas por una amenaza de tormenta tropical

Miles de filipinos acompañaron al pontífice en su recorrido. Ahí lo llaman "Lolo Kiko" (Abuelo Kiko)

sábado 17 de enero de 2015 - 10:16 am

El papa Francisco, que hoy se trasladó a la ciudad filipina de Tacloban, arrasada por el tifón Haiyan en noviembre de 2013, acortó su visita a la localidad por la amenaza de la tormenta tropical Mekkhala, que se acerca a la costa este de Filipinas con vientos de hasta 130 kilómetros por hora.

Según anunció el jefe de la Policía Nacional en la Región Capitalina, Carmelo Valmoria, el pontífice, que en principio tenía previsto abandonar Tacloban a las 17:00 hora local (09:00 GMT), partió horas antes, sobre las 13:00 (05.00 GMT), apunta el canal de televisión local ABS-CBN.

Asimismo, la prensa que viaja con el pontífice recibió órdenes de embarcar en el avión papal a las 11:45 hora local (03.45 GMT).

Después de la misa ofrecida esta mañana en el aeropuerto de Tacloban, abarrotado de fieles a pesar de la lluvia y el viento que ya afecta a la ciudad, el Papa se trasladó a la residencia del arzobispo de la cercana localidad de Palo, John F.Du, donde almorzará con 30 familiares de víctimas del Haiyan.

Sin embargo, se prevé que no se pueda cumplir el resto del programa, en el que iba a inaugurar el “Centro Papa Francisco para los pobres” en Palo, un complejo que da cobijo a huérfanos, ancianos y enfermos, y reunirse en la catedral de Palo con obispos, religiosos y supervivientes del tifón.

El principal objetivo de su visita a la ciudad es, precisamente, consolar a las miles de víctimas del tifón Haiyan, que arrasó Tacloban en noviembre de 2013, donde murieron cerca de la mitad de las 6.300 víctimas mortales que dejó la tormenta.

Con vientos sostenidos de 100 kilómetros por hora y ráfagas de hasta 130, se espera que la tormenta llegue a la costa este de Filipinas, donde se encuentra Tacloban, a lo largo de la tarde o noche de hoy, por lo que las autoridades filipinas han declarado en seis regiones el nivel de alerta 2, de un máximo de 4.

Si la tormenta, que tiene un diámetro de 400 kilómetros y se prevé que cause intensas precipitaciones, sigue la trayectoria prevista, es posible que Manila, a donde regresará hoy Francisco tras su viaje a Tacloban, también se vea afectada por Mekkhala.

COMENTARIOS