Caso Lola Chomnalez

Aseguran en Uruguay que encontraron rastros de sangre en la mochila de Lola Chomnalez

Ahora, la Policía Científica intenta establecer si corresponde a la adolescente asesinada o a otra persona. Las muestras serán cotejadas con las pruebas de ADN extraídas a los nueve indagados

viernes 16 de enero de 2015 - 8:43 am

La mochila color rosa de Lola Chomnalez, que fue hallada 17 días después del crimen de la joven y a pocos metros del lugar donde apareció el cadáver, ingresó ayer a la sede de Policía Científica en Montevideo y ya se conocen algunos resultados preliminares: de acuerdo con el diario El País, se encontraron rastros de sangre en el bolso. Ahora resta por definir si corresponde a la víctima o a otra persona.

Según fuentes del caso reseñadas por el matutino uruguayo, las pruebas de laboratorio de la Policía Científica permitirán cotejar las muestras de ADN con pruebas extraídas a los nueve indagados que declararon ante la Justicia de Rocha desde que se inició la investigación hace casi 20 días. Asimismo, serán peritados elementos como arena y hojarascas recogidas por la Unidad de Información de Delitos de la Jefatura de Montevideo y un equipo de investigadores de la Policía de Rocha. Los resultados finales de los estudios estarán listos para mañana.

La mochila de la joven fue encontrada el miércoles en la playa de Valizas, a unos 200 metros de la orilla en un monte de acacias y dunas bajas y a sólo 17 metros de donde hallaron el cadáver. Dentro de la mochila de Lola, los policías encontraron un monedero sin dinero, un libro de Julio Cortázar y un buzo que pertenecía a la adolescente.

Los investigadores también intentarán encontrar posibles huellas dactilares dejadas por el asesino antes de esconder la mochila en la arena, a unos 20 centímetros de profundidad. Según precisaron, la Policía comenzó a buscar en la zona con un detector de metales con el objetivo de encontrar el cuchillo con el que la joven fue herida antes de morir y fue ahí cuando apareció el bolso.

El hallazgo de la mochila se realizó apenas un día después de que la magistrada tuviera contacto por primera vez con el expediente y causó sorpresa y dudas dentro de la Policía de Rocha. Tal fue la sospecha, que barajan dos hipótesis: un sector de la fuerza asegura que la mochila pudo haber sido plantada por el asesino días después del crimen, con el objetivo de desprenderse de una prueba que lo incriminaría.

En tanto, hay quienes piensan que la mochila de Lola estuvo desde un principio a poca distancia de donde fue hallado el cuerpo y consideran que recién ayer (luego de que asumiera la nueva jueza) se decidió cavar con palas en el lugar del crimen siguiendo una planificación.

La Policía Científica también efectúa pericias a cabellos humanos hallados en un palo y a una colilla de cigarrillo. Ambos elementos fueron encontrados cerca de donde apareció el cuerpo.

COMENTARIOS