Crisis en Venezuela

Crisis en Venezuela: las fotos que Maduro quiere ocultar aparecen en Twitter

La profunda escasez, los saqueos, los robos, las largas colas en los supermercados son postales que el presidente bolivariano no quiere que se vean. Hubo presión a fotógrafos, pero en las redes sociales circulan imágenes de la cruda realidad del país caribeño

viernes 16 de enero de 2015 - 3:33 am

La crisis en Venezuela no tiene respiro. Largas colas, saqueos, robos e inseguridad hacen del país caribeño un verdadero martirio para sus ciudadanos. [pullquote position=”right”]Crisis en Venezuela: las fotos que Maduro quiere ocultar aparecen en Twitter[/pullquote]

La tensión que se respira fuera y dentro de los establecimientos de venta de alimentos se ha ido incrementando seriamente, especialmente cuando después de nueve, 10 o 12 horas de colas el comprador de encuentra con la gran sorpresa de que sólo puede llevar un número limitado de los productos. “Son dos por persona”, es la frase de cabecera, que provoca la furia de los consumidores. Otra pregunta que genera una gran duda entre los consumidores y se escucha en las colas es por qué los supermercados del Gobierno (Bicentenario, Mercal y PDVAL) no están abastecidos.

Ante esta situación, en algunos sectores de Caracas, el Gobierno ha prohibido la toma de fotografías a las inmensas colas. Aunque la medida no es oficial, en la práctica varios reporteros gráficos resultaron amenazados y hasta arrestados al oeste de la ciudad capital cuando trataban de retratar las interminables filas que se forman en las calles aledañas donde existe el inventario de productos de consumo masivo.

Pero las redes sociales son la vía de un escape, al menos parcial. En Twitter circulan fotos de la realidad del país. El gobierno chavista no cesa sus medidas restrictivas debido a la La escasez. En los abastos Bicentenario sólo se podrá comprar por el último número de cédula: cada uno tiene asignado un día de la semana. Por ejemplo las cédulas que terminan en 3 y 4 podrán comprar sólo el día martes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

COMENTARIOS