Acuerdo con Irán

Desde el kirchnerismo vinculan denuncia de Nisman a internas en la ex SIDE y apuntan a Stiusso

El encargado de salir a pegarle al fiscal fue el secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández, quien vinculó la decisión de imputar a Cristina Kirchner con el desplazamiento de Antonio "Jaime" Stiusso de la Secretaría de Inteligencia

miércoles 14 de enero de 2015 - 2:00 pm

El secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández, calificó hoy de “ridícula” y de “manotazo de ahogado” la decisión del fiscal federal Alberto Nisman de imputar a la presidenta Cristina Fernández por el delito de “encubrimiento” a raíz de la firma del tratado con Irán para avanzar en el esclarecimiento de la causa AMIA.

Fernández sostuvo que la Constitución “dice que la Presidenta tiene la habilidad para poder discutir tratados con países soberanos”, y que quienes decidieron “formalmente” sobre el acuerdo para esclarecer el atentado a la mutual judía fueron “los senadores y diputados” que lo aprobaron en el Congreso. [pullquote position=”right”]Desde el kirchnerismo vinculan denuncia de Nisman a internas en la ex SIDE y apuntan a Stiusso[/pullquote]

Fernández planteó que “en este momento, en que hay una discusión en la Secretaria de Inteligencia, donde se discute específicamente la permanencia de (Jaime) Stiusso”, la decisión de Nisman “es un manotazo de ahogado”, dado que, subrayó, se discute “otra cosa que no tiene nada que ver”.

“Es ridículo lo que está sucediendo porque, en el análisis simplista de alguien que mira con objetividad lo que está sucediendo en estos días en distintas instituciones propias del gobierno nacional, pareciera ser que son claros manotazos de ahogado”, puntualizó.

El funcionario recordó que “cuando se declara nula la causa AMIA, hicimos un trabajo muy prolijo y dedicado para poder llegar con países amigos que nos ayudaron” a lograr que Interpol estableciera las tarjetas rojas para las nueve personas imputadas en la Justicia argentina por el atentado.

“Lo llamé a Nisman, diciéndole que tenía que viajar” a Europa, para que “estuviera presente en la discusiones que se tenían que dar sobre estos temas, pero él no quería viajar”, apuntó Fernández. El funcionario recordó que, siendo ministro del Interior, mantuvo una reunión con Nisman a la que éste acudió con Stiusso, para “tratar de convencerlo” de que “no tenía que viajar”. Sin embargo, reconoció que, luego, en Europa, Nisman “se enfrentó a las reuniones y terminó yéndole estupendamente bien, por lo cual después revindicaba su viaje”.

En su pedido de declaración indagatoria a la Presidenta, Nisman sostuvo que la firma del memorándum tenía como finalidad desvincular a Irán de la responsabilidad por el ataque, a cambio de obtener una contraprestación energética del gobierno de Teherán.

COMENTARIOS