Tecnología

Las siete cosas que usamos todos los días que emiten tanta radiación como un teléfono móvil

Muchos viven preocupados por la radiación que emiten los teléfonos móviles y el riesgo de tener cáncer cerebral. Sin embargo, se desconoce la gran cantidad de objetos que también la generan

lunes 12 de enero de 2015 - 2:01 pm

-Redes WiFi:

El WiFi, para recibir y transmitir la información utiliza ondas que liberan radiación y crean campos electromagnéticos. Un buen consejo es ubicar el router de la casa lo más lejos posible de las habitaciones y utilizar las computadores o aparatos móviles a una distancia de al menos dos metros. Si la red no está en uso, es mejor apagarla.

-Teléfonos inalámbricos:

Las lineas de telefonía requieren de aparatos para llamar y contestar. Estos dispositivos, además de sus bases, son fuente de emisión de radiación en todo momento, estés o no utilizándolos.

-Televisores:

Prácticamente sin uso, los viejos televisores utilizaban rayos catódicos y fueron indicados como fuente excesiva de radiación, lo mismo se aplica a los antiguos monitores para computadoras. Los actuales LCD, LED o de plasma necesitan obtener una certificación antes de salir al mercado y son considerados mucho más seguros.

-Lámparas fluorescentes:

Los focos fluorescentes que reemplazaron a los tradicionales también emiten radiación. Estas lámparas emiten rayos UVB, UVA y radiación infrarroja.

-Hornos microondas:

El microondas libera radiación electromagnética y no basta con cerrar bien la puerta, ya que parte de ésta queda en los alimentos cocinados. Además, con el tiempo el sello que impide que la radiación escape puede ceder.

-Exámenes de imagenología médica:

Rayos X, escáners, resonancias, entre otros, liberan una cantidad de radiación que no es demasiada, pero preocupa la acumulación que se puede dar en el cuerpo por su uso excesivo. Las máquinas usadas actualmente emiten la menor cantidad posible de radiación, por lo que incluso son seguras en embarazadas, pero no deben usarse más de un par de veces y sólo por indicación médica.

-Cigarrillos:

La planta del tabaco absorbe radiación durante su proceso de cultivo. Al fumar, el humo entra a el cuerpo afectando directamente a los pulmones. Como el aire que circula por lo pulmones pasa por todo el cuerpo, expones tu organismo a radiación interna. Además, quienes se exponen a humo de segunda mano, también reciben su cuota de radiación.

La buena noticia es que estos siete elemento no son peligrosos para la salud, ya que sus emisiones no están por sobre el límite considerado seguro.

COMENTARIOS