Banco Central

Vanoli contra los bancos: el Banco Central vuelve a golpear los balances de las entidades financieras

La decisión representa un golpe para los balances de un sector que en la actual gestión recibe multas con mayor intensidad y velocidad que en las anteriores y que afecta más a las entidades chicas

lunes 12 de enero de 2015 - 8:20 am

El Banco Central dispuso que, a partir de ahora, los bancos y las casas de cambio deberán considerar en sus balances como “pérdidas” todas las sanciones que hayan recibido de cualquier organismo de control (BCRA, UIF, CNV o Superintendencia de Seguros), aun cuando haya medidas judiciales que les hayan permitido suspender el pago. La exigencia también recaerá sobre las denuncias penales con sentencia judicial de primera instancia.

La decisión representa un golpe para los balances de un sector que en la actual gestión recibe multas con mayor intensidad y velocidad que en las anteriores, y que se sentirá con más fuerza en las entidades más chicas del sistema. Las casas de cambio, que en los últimos meses concentraron la mayor cantidad de sanciones, podrían ser las principales afectadas. Según la nueva normativa A 5.689, publicada a última hora del jueves pasado, los bancos y las casas de cambio deberán exponer y hacer previsiones por el 100% de estas multas en sus estados contables, e informarlas por notas, en los balances que presenten sobre el primer trimestre.  [pullquote position=”right”]Vanoli contra los bancos: el Banco Central vuelve a golpear los balances de las entidades financieras[/pullquote]

La medida afectará también el giro de dividendos de las entidades que fueron multadas, porque repercutirá en sus patrimonios y les hará más difícil cumplir con los requisitos adicionales de capital que deben tener por encima de lo que se les exige para operar, una vez distribuidos sus resultados.

Según los banqueros, que aún no tienen cálculos preliminares, el cambio tendrá un efecto “significativo” para algunas entidades por las sanciones millonarias que ya se dispusieron en el último tiempo; pero podría volverse un instrumento de presión hacia adelante, también, por las sanciones que se resuelven aplicar a lo largo de este año electoral. En el sector suelen acusar al Central, a la UIF y a la CNV de administrar sus facultades con cierta discrecionalidad política.

COMENTARIOS