Negocios marginales

Un hotel de Cristóbal López derivaba fondos a uno de Cristina Kirchner

Cuando los huéspedes del hotel de Cristóbal López, “El Retorno”, pagan con tarjeta, en la cuenta se detalla que el que cobra es el hotel “Alto Calafate” de la presidenta

domingo 11 de enero de 2015 - 8:22 am

El líder del Grupo Indalo, el empresario K Cristóbal López, es dueño de un hotel en Bariloche que se llama “El Retorno”. Lo extraño del caso es que cuando los huéspedes pagan sus gastos con tarjetas el dinero va a parar a un emprendimiento hotelero de la presidenta Cristina Kirchner.

La maniobra queda en evidencia ya que en los resúmenes de cuenta de las tarjetas se especifica que esos fondos son cobrados por “Hotel Alto Calafate”, el principal emprendimiento turístico de Cristina Kirchner.

Según denuncia hoy  el periodista Nicolás Wiñazki en su nota del diario Clarín, el hotel de López y el de la familia K son administrados por la sociedad Idea S.A, controlada por Osvaldo Sanfelice, socio de Máximo, el hijo mayor de la Presidenta de la Nación.

Clarín confirmó que las ganancias del “El Retorno” terminan en un principio en las cuentas bancarias del hotel presidencial porque así lo muestra documentación fiscal y comercial emitida por el negocio de López, y sobre todo por las tarjetas de crédito con las que se pagaron esos servicios.

Aunque se alojaron en el hotel ubicado en Villa Arelauquen, a 12 kilómetros de Bariloche, en sus bancos figura que pagarán por alojamientos en el “Alto Calafate”, ubicado a 1423 kilómetros al sur por la ruta 40.

Además de ser el dueño de “El Retorno”, Cristóbal López es titular de licencias de juego, de medios audiovisuales, de concesiones viales, y es contratista de obra pública.

Son negocios otorgados en su mayoría por la gestión gubernamental de la accionista mayoritaria del “Alto Calafate”, Cristina Kirchner. El resto de las acciones de ese hotel se reparte entre sus hijos, Máximo y Florencia; mientras que un 2 por ciento restante tiene un dueño desconocido para la opinión pública.

COMENTARIOS