Inseguridad

Millonario robo a la empresa de Jorge Rial

Los asaltantes se llevaron más de un millón de pesos. El socio de Rial, Gustavo Arce, habló con los medios y expresó sus sospechas de que alguien los hubiera entregado

viernes 9 de enero de 2015 - 12:56 pm

La fábrica Agustino Cueros ubicada en la calle Félix Frías al 1300 del barrio Pueyrredón en la ciudad de Córdoba fue asaltada durante la madrugada del viernes. La empresa le pertenece a Gustavo Arce, asociado con Jorge Rial en el emprendimiento con el que el periodista se abrió camino en el mundo de la moda y el diseño.

“Me han roto un ventanal con un vidrio enorme que hay para poder ingresar. Se han tomado la molestia de sacar los vidrios para que no queden las huellas digitales. Realmente han hecho un trabajo profesional, son ladrones profesionales. Y obviamente que me han entregado, porque han ido directo al lugar del dinero”, contó Arce al diario cordobés La Voz, y luego agregó que lo llamativo fue que no se haya activado la alarma de seguridad.

Sobre el monto robado, comentó: “Con precisión lo sabe el contador, pero se llevaron más de un millón de pesos. Tenía billetes en moneda extranjera y efectivo para pagar”.

socio rial 02

Aunque no es raro escuchar de un robo común en Argentina, Arce está convencido que este golpe estaba minuciosamente planeado: “Deben haber trabajado cuatro personas. En la oficina estaba lleno de cosas de valor, fueron a buscar únicamente la plata que era de los sueldos que había que pagar hoy, y proveedores. Se llevaron todo, una triste noticia, una triste realidad”, sospechó.

El empresario, que aún no se explica cómo pudo suceder tan organizado episodio, contó que “la gente sentía los ruidos, limaron los hierros, han entrado por arriba de otro techo y nadie los ha visto, ese fue un poco el tema”.

“Realmente la policía me ha prestado un apoyo incondicional pero bueno, qué van a hacer, no pueden hacer nada, fue algo muy veloz. Se puso a disposición el jefe de Policía pero los ladrones van muy avanzados en esto”, agregó.

Los asaltantes se robaron, además, una cámara de seguridad que estaba fuera de la fábrica. “Yo tengo cámaras por todos lados, ahora vamos a chequear todo el material”, comentó.

COMENTARIOS