Crisis Argentina

Caída del mercado inmobiliario, sin freno: en la Ciudad se derrumbó un 18% en noviembre

La caída más notoria de la actividad inmobiliaria se concentró en los segmentos de compra-venta inferiores a los 500.000 pesos. Lo preocupante es que el derrumbe en las transacciones también se registró en comparación al mes anterior de este año

viernes 9 de enero de 2015 - 10:45 am

El Colegio de Escribanos porteño informó ayer que en noviembre pasado se firmaron en la ciudad de Buenos Aires apenas 2717 escrituras de compraventa de propiedades, lo que implica una baja de 18,1% frente al mismo mes de 2013 y lo convierte en el segundo entre los peores meses del año que acaba de terminar (el primero fue marzo, con una caída interanual de 18,5 por ciento).

La caída más notoria de la actividad inmobiliaria se concentró en los segmentos inferiores a los 500.000 pesos: 44,3% hasta $150.000; 44,4% en el siguiente hasta 250.000 pesos; y 32,8% en el rango de 250.000 a 500.000 pesos. Por el contrario, en las franjas superiores subieron 7,5% en la que se extendió hasta $900 mil y 38,8% en la de más de 900 mil pesos.

En noviembre, el número de escrituras también cayó 13,1% frente a octubre y la baja también se sintió en el monto de las operaciones, con un total de ventas por 2407,8 millones de pesos, frente a los $ 3246 millones del mes anterior (lo que implica un retroceso en la facturación del sector del 25,9 por ciento).

Sin expectativas de cambio

José Rozados, director de Reporte Inmobiliario, dijo en InfobaeTV que no espera que el mercado cambie la tendencia de lo que fue el 2014, y en el caso de los alquileres estima que seguirán actualizándose en línea con el incremento de los salarios más que según la tasa de inflación que miden las consultoras.

A la hora de explicar el derrumbe en las ventas, está claro el impacto negativo que tuvo el cepo cambiario en este negocio.

El experto José Rozados agregó que los precios de las locaciones seguirán vinculándose con la variación del tipo de cambio y también de las propiedades, fenómeno que gravitó sobre el mercado inmobiliario porque se amplió la brecha entre las pretensiones de los vendedores y las expectativas de baja en dólares de los compradores. Eso explica que la actividad ajustara negativamente por cantidades.

COMENTARIOS