Salud

Transpirar: ¿ayuda verdaderamente a bajar de peso?

Si estás buscando perder unos kilos, ir a un sauna tal vez no sea la mejor de las ideas. La importancia de la hidratación a la hora de hacer ejercicio

jueves 8 de enero de 2015 - 11:46 am

Con este calor, y en verdad durante todo el año, el cuerpo transpira. No hay desodorante que lo impida, aunque sí lo ayuda a pasar desapercibido.

Sin embargo, la pregunta que muchos de los que tratan de bajar de peso es: ¿es el sudor un factor a considerar si lo que se busca es perder peso y adelgazar? La respuesta rápida es: depende.

Si se quiere recuperar la figura y estar en forma está claro que lo que se necesita es quemar más calorías de las que se consumen y la mejor manera de quemar estas calorías es haciendo ejercicio, donde la sudoración aumenta, y el cuerpo pierde líquidos.

“Si el agua que se pierde no se recupera, se pierde bastante peso”, explicó el doctor César Kalazich, especialista de Medicina Deportiva Clínica MEDS, en Chile.

“Un ejercicio intenso de duración entre 1 y 2 horas en un ambiente templado puede hacer perder 1% del peso corporal, momento en el cual para la mayoría aparece la sed”. El problema es que esos líquidos que se pierden se deben reponer, o por lo menos una parte.

“En diversos consensos de medicina deportiva se acepta que una pérdida del 2% (que el atleta no lo percibe) del peso corporal es perjudicial para el rendimiento deportivo y más de eso comienza a perjudicar la salud”, advirtió el doctor Kalazich, ya que: “Junto con perder agua se pierden electrolitos, siendo los más importantes sodio y potasio, que son fundamentales para el equilibrio celular (homeostasis). Este peso se recupera con la reposición de agua”.

Aunque muchas personas creen que mientras más se transpire, más peso se pierde (teniendo como resultado adelgazar), no es lo mismo sudar en un sauna que haciendo ejercicio, que es cuando se usa la energía que se genera consumiendo la grasa corporal que tiene el cuerpo.

“En términos prácticos, sudar no adelgaza; sólo pierdes agua. La sudoración no es un proceso que gaste suficiente energía para hacer perder peso consistente o adelgazar”, aclaró el doctor Kalazich. Por eso, los métodos artificiales que estimulan la sudoración no son útiles ni efectivos para recuperar la figura ni para el organismo.

Además, en la sudoración influyen otros elementos. “Lo que varía entre las personas es la tasa de sudoración, que algunos estudios sitúan entre 0,9 y 1,7 litros/hora; pero que también depende de la temperatura y humedad ambiente, viento, intensidad del ejercicio, tipo de ropa y tamaño corporal”.

[pullquote]Autorregulador[/pullquote]
Más allá de que pueda llegar a ser un factor para perder peso, pero que no es determinante para adelgazar, la sudoración es un proceso que resulta beneficioso para el organismo.

‘Es el principal mecanismo de termorregulación que tiene el cuerpo’, explicó el doctor en medicina deportiva de la Clínica MEDS.

El problema es que al segregar agua para disipar el calor cuando la temperatura del cuerpo aumenta como cuando se realizan ejercicios, también se están expulsando otros elementos que son vitales para evitar alteraciones cardiovasculares, renales y cerebrales.

‘También como forma de regulación de minerales y electrolitos en el sudor se eliminan sodio, potasio, magnesio, zinc, ácido láctico, urea y amonio, entre otras sustancias útiles o formadas como desecho en el cuerpo’, dijo el doctor Kalazich.

La transpiración actúa como un método de limpieza que además elimina minerales presentes en el ambiente que son considerados tóxicos, concluyó la BBC.

COMENTARIOS