River Plate

Se complicó la llegada de Tabaré Viudez a River: Gallardo va a la carga por otro Uruguayo

Camilo Mayada, aunque inicialmente su nombre sonaba como una alternativa, con el paso de los días se fue convirtiendo en una de las chances más factibles para transformarse en el segundo refuerzo

jueves 8 de enero de 2015 - 6:51 am

Tras el desembarco de Pablo Aimar como primer refuerzo, River comenzó a moverse en el mercado de pases con la cautela suficiente que le permitía el pedido de Marcelo Gallardo de priorizar conservar el plantel y sumar calidad antes que cantidad. Así fue que diversos nombres empezaron a sonar, quedando bien en claro cuáles eran prioridad y cuáles alternativas.

Uno de los que integraba el segundo grupo era Camilo Mayada, quien sólo quedó relegado por el cupo de extranjeros debido a que el ‘Millonario’ ya tenía utilizado tres por Rodrigo Mora, Teófilo Gutiérrez y Eder Álvarez Balanta (Sánchez se nacionalizó y liberó el restante); y la prioridad era su compatriota Tabaré Viudez. Pero como el desembarco del ex Nacional comenzó a complicarse debido a que el Kasimpasa reclamó más dinero a último momento para liberarlo, el volante ofensivo de Danubio pasó a ser el apuntado.

Si bien había pactada una reunión entre un emisario de la entidad de Núñez con el vicepresidente del club de Montevideo, Leonardo Goicoechea, y la misma se postergó, los principales directivos charrúas ya reconocieron que no impedirán la salida porque “ya cumplió con una etapa en la institución y merece emigrar”.

Y ahora fue el propio protagonista quien habló al respecto, intentando poner cierta mesura a la situación aunque sin poder ocultar su ilusión: “Es lindo saber que los intereses son reales, pero son negociaciones y uno ya tiene la experiencia que hasta que no llamen para decir que es oficial no hay nada. Ya me ha pasado varias veces”.

“En lo personal siempre se habla en los mercados y se especula mucho, pero al día de hoy estoy acá y muy contento. Ya se verá con el correr de los días”, avisó el hombre que podría cruzar el charco y calzarse la banda.

COMENTARIOS