Atentado en Francia

Se entregó uno de los atacantes de “Charlie Hebdo” tras una serie de redadas

Se trata de Hamyd Mourad, el más joven de los tres sospechosos. Se entregó tras el fuerte operativo policial en la ciudad de Reims

miércoles 7 de enero de 2015 - 11:02 pm

El más joven de los tres sospechosos del atentado perpetrado contra la redacción de ‘Charlie Hebdo’ en París se entregó a la Policía tras una serie de redadas realizadas en distintas ciudades de Francia.
[pullquote position=”right”]Se entregó uno de los atacantes de “Charlie Hebdo” tras una serie de redadas[/pullquote]

Según informó la agencia AFP, se trata de Hamyd Mourad, de 18 años, al que los medios franceses atribuían un papel secundario en el ataque.

El joven, del que algunos medios de comunicación dijeron que era un “sintecho”, estaba esperando a los dos agresores principales en el coche mientras asesinaban a los caricaturistas.

 

La redada policial “de alta escala”, según reporta el periódico ‘Le Point’, se desplegó en la ciudad de Reims inmediatamente después de que las autoridades fueran avisadas de que los sospechosos se dirigían a dicha ciudad. Estaba asistida por un helicóptero que sobrevolaba el domicilio de uno de los presuntos atacantes.

 

“El operativo en Reims ha sido un registro, una inspección de la vivienda para recoger muestras de ADN”, reveló la cadena de televisión iTele haciendo referencia a sus fuentes en la Policía. Pese a esa declaración varios francotiradores uniformados continúan presentes en el escenario de la operación.

Al mismo tiempo la Policía realizó varias redadas en las localidades de Gennevilliers, Estrasburgo, Pantin y Charleville Mézières. En este último municipio los agentes han detenido a un familiar de uno de los terroristas.

 

Este 7 de enero un intenso tiroteo se produjo en el centro de París, en el bulevar Richard-Lenoir, dejando al menos 12 muertos.

Dos de los presuntos atacantes, Saïd y Cherif Kouachi, de 32 y 34 años respectivamente, han sido identificados como participantes en el ataque gracias al carné de identidad que uno de ellos dejó en el turismo Citroën C3 que utilizaron para llegar al lugar del atentado. Posteriormente ese vehículo fue abandonado en una avenida del noreste de la capital francesa.

Una imagen de los atacantes fugitivos tomada por las cámaras de vigilancia y un retrato robot montado a partir del testimonio de un automovilista que vio al grupo permitieron identificar asimismo al tercer terrorista.

COMENTARIOS