Salud

Demuestran que masturbarse ayuda a prevenir enfermedades

Un estudio de la Universidad de Sidney demostró la eyaculación ayuda a mejorar las defensas y prevenir enfermedades como la diabetes, las infecciones urinarias y hasta la depresión

jueves 19 de diciembre de 2013 - 3:25 pm

Un estudio de la Universidad de Sidney demostró que la autosatisfacción masculina y la eyaculación liberan hormonas como el cortisol, la cual ayuda a mejorar las defensas y prevenir enfermedades como la diabetes, las infecciones urinarias y hasta la depresión. [pullquote position=”right”]Demuestarn que masturbarse ayuda a prevenir enfermedades[/pullquote]

Anthony Santella, científico de la Universidad de Sidney, Australia, ha trabajado junto a su colega Spring Chenoa Cooper, del Cancer Epidemiology Centre de Melbourne. La investigación de ambos los ha llevado a la conclusión de que el onanismo puede ser muy bueno para curar males como la cistitis, la dibetes tipo 2 y hasta el cáncer. [pullquote position=”right”]Demuestarn que masturbarse ayuda a prevenir enfermedades[/pullquote]

El estudio comprendió tanto a los hombres como a las mujeres. “En el caso de las mujeres, la masturbación puede ayudar infecciones cervicales e infecciones del tracto urinario, dado que la excitación genera la apertura de la cervical y de la mucosa cervical”, cuentan los científicos. “Esto permite una fluida circulación y que los fluidos cervicales, llenos de basteris, sean expulsados del cuerpo”.

Al mismo tiempo, los académicos aclararon que el placer que uno se brinda a uno mismo “reduce el riesgo de diabetes tipo 2, limita el insomnio a través de la liberación de hormonas y fortalece el piso pélvico a través de las contracciones que ocurren durante el orgasmo”.

La lista no termina ahí. Los científicos demostraron que los hombres que se masturban por lo menos cinco veces a la semana y están en un rasgo de edad que va de los 20 a los 50 años, tienen menos riesgo de cáncer de próstata, debido a la liberación de toxinas a partir de la gándula prostática. Y no sólo eso: también sería una gran cura contra la depresión, dado que el acto produce y libera endorfinas “felices”, aumentando a su vez los niveles de cortisol hormonal, lo cual da un empujoncito al sistema inmunológico.

COMENTARIOS