Política

Daniel Scioli y una visita de fin de semana que podría costarle el apoyo de Cristina Kirchner

A una semana del pedido de "per saltum" oficial para forzar la adecuación del Grupo Clarín, el gobernador bonaerense se mostró sonriente en la inauguración del Espacio Clarín en Mar del Plata. Hoy, Capitanich salió a marcarle la cancha

lunes 5 de enero de 2015 - 11:38 am

Sonriente y rodeado de periodistas y políticos, el gobernador Daniel Scioli participó este fin de semana de la inauguración del Espacio Clarín, en Mar del Plata. Allí hasta se cruzó con Fátima Florez, quien imitó a la presidenta Cristina Fernández en el ciclo Periodismo Para Todos, conducido por Jorge Lanata.

Esta mañana, desde el Gobierno Nacional salieron a marcarle la cancha al ex motonauta: “La línea divisoria de aguas en la República Argentina está clara: o están con los grupos corporativos concentrados o están con este proyecto político que ha transformado la vida de millones de argentinos”, soltó el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, en su habitual conferencia de prensa.

Se trató de una jugada al menos inoportuna del jefe provincial. Días atrás, el alfil de Cristina en la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA), Martín Sabatella, realizó un pedido de “per saltum” para forzar la adecuación del Grupo Clarín. Finalmente, la Corte rechazó la solicitud, pero se trató de un gesto desde el Gobierno para dejar en claro que la guerra con el multimedios no está cerrada.

“Cada uno es responsable de sus propios actos. En la Argentina hay una contradicción muy clara y evidente, democracia versus corporaciones, y Clarín es una de ellas. El Grupo Clarín es claro enemigo del pueblo argentino, de sus conquistas y quiere un candidato que sea su gerente corporativo”, agregó.

Pero “Coqui” no fue el único que castigó a Scioli por su visita al Espacio Clarín. Sus potenciales contrincantes en las internas presidenciales dentro del kirchnerismo también salieron a fustigarlo. El ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo aprovechó la oportunidad para volver a criticarlo; mientras que el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, remarcó por Twitter que “en nombre del diálogo no se puede estar bien con Dios y con el diablo”.

En los últimos meses, Daniel Scioli se había preocupado en mostrarse encolumnado detrás de las decisiones de la jefa de Estado, en un intento por buscar su apoyo en una eventual candidatura. Sin embargo, esta última visita de fin de semana -donde se permitió jugar con la imitadora de Cristina- no cayó nada bien en Balcarce 50, donde buscan un sucesor que mantenga ciertas espadas políticas que esgrimió el kirchnerismo en la última década. Una de ellas, sin lugar a dudas, es ir contra Clarín.

COMENTARIOS