Fondos Buitre

Cristina Kirchner quiere profundizar Patria o Buitres para polarizar la elección con Macri

Se sabe que desde la Casa Rosada trabajan con la idea de maximizar el conflicto para que el gobierno lo explote en las urnas

viernes 2 de enero de 2015 - 9:52 am

Cada vez se esboza con mayor claridad que, ante la caída de la cláusula RUFO, producida en el mismo momento en que arrancó el 2015, Axel Kicillof tendría instrucciones de empantanar la negociación con los holdouts en Nueva York, a sabiendas de que lo único que ganaría sería tiempo.

Lo cierto es que, de no llegar a un acuerdo de pago con Paul Singer y demás vencedores del juicio, la Corte de Apelaciones estadounidense confirmaría el fallo de Thomas Griesa en los próximos meses. Una vez que el desacato quede firme, el Juez debe citar al mediador Daniel Pollack y pedirle un informe. Si el informe es negativo, el Juez debe pedirle al Procurador General el asentimiento para aplicarle sanciones a la Argentina.

Lo interesante de todo esto, como resalta el periodista Carlos Tórtora para el Informador Público, es que este proceso puede coincidir con la parte culminante de la campaña electoral, es decir, de julio en adelante, lo que llevaría a la automática profundización de la polarización Patria o Buitres. [pullquote position=”right”]Cristina Kirchner quiere profundizar Patria o Buitres para polarizar la elección con Macri [/pullquote]

No cabe duda que un recrudecimiento del Patria o Buitres en la etapa definitoria de la campaña electoral influiría entonces en forma definitoria en la puja entre Daniel Scioli, Sergio Massa y Mauricio Macri. En principio, todo parece indicar que, si se produce ese panorama, aumentaría la polarización entre el Frente de la Victoria y el PRO. Los motivos son obvios. De todos los candidatos de la oposición, Macri fue el único que dijo sin vueltas: “los fallos hay que pagarlos”. Para el macrismo, el acuerdo con los acreedores vencedores en el juzgado de Griesa es una condición necesaria para abrir el camino hacia la reinserción de Argentina en los mercados internacionales.

El que podría resultar seriamente perjudicado si la polarización se da en estos términos es Sergio Massa, que intentó sin suerte una especie de tercera posición entre el gobierno y el PRO.

Al menos un consultor de la Casa Rosada trabaja en esta línea de maximizar el conflicto para que el gobierno lo explote en las urnas, dejándolo a Macri como la opción contraria y deteriorando el caudal electoral de Massa. Un problema para el Frente Renovador es que su numen económico, Roberto Lavagna, defiende su patrimonio histórico de los canjes del 2005 y el 2010, por lo que hace valer la tesis del “kirchnerismo bueno”, que luego supuestamente fue sustituido por el “kirchnerismo malo” de CFK.

Como en un difícil rompecabezas, el kirchnerismo estaría entonces tratando de acomodar las piezas para que su batalla final con los buitres lleve a que Scioli y Macri entren al ballotage.

COMENTARIOS