Dólar Blue

Para ahorristas: el dólar “blue” fue lo mejor del mes

El billete que se vende en las cuevas se despertó de la impasse y pasó de los $ 13,10 a los $ 13,80 entre el último día de noviembre y ayer

miércoles 31 de diciembre de 2014 - 9:23 am

El éxito de Alejandro Vanoli de hacer más atractivas las alternativas en pesos para los ahorristas, como una estrategia para desalentar la demanda de dólares y disciplinar al mercado cambiario, parece haber durado poco y haber encontrado en diciembre su primera interrupción en tres meses de gestión. Durante estos últimos 30 días, el “blue” se convirtió en la mejor inversión y fue una de las pocas en todo el mercado local que permitió proteger el poder de compra del dinero, al mostrar un rendimiento del 5,3%.

Fue, a grandes trazos, efecto de una mayor expansión monetaria que debió hacer el Banco Central para asistir al Gobierno, en una época en la que debe afrontar pago de sueldos, aguinaldos y bonos de fin de año, y de las compras de divisas que estacionalmente hacen los turistas argentinos para viajar al exterior, en un país que cumplirá cuatro años con escasez de billetes.

El billete que se vende en las cuevas se despertó de la impasse y pasó de los $ 13,10 a los $ 13,80 entre el último día de noviembre y ayer, en un lapso en el que hubo desplome de acciones y bonos tanto por las adversidades externas como por las locales, y en el que las tasas de interés siguieron por debajo de la inflación. El encarecimiento del dólar informal, frente a un tipo de cambio oficial que se mantuvo planchado en $ 8,56 por decisión del Banco Central, amplió la brecha cambiaria y aceleró su avance a un ritmo del 65% anual. Se trata de un cambio de tendencia en la era Vanoli, que hoy cumple 90 días al frente del organismo, y que hasta noviembre parecía haber desactivado una dinámica que se había sostenido en la época de su antecesor, Juan Carlos Fábrega.

El nuevo jefe del Central subió las tasas de interés en pesos de los plazos fijos minoristas, y las dejó cercanas al 23% anual, para que quedaran por encima de las expectativas de devaluación que están implícitas en los contratos de dólar a futuro del Rofex. En sus primeros 60 días, las acciones y los bonos en pesos se mostraron más rendidores que la divisa en cualquiera de sus versiones y la fuga de dólar ahorro tuvo una leve caída. La calma había llegado, incluso, a ilusionar a Vanoli con iniciar un ciclo bajista en las tasas de interés en los primeros meses de 2015, que abaratara el crédito en el sistema financiero y ayudara a reactivar la economía local. Sin embargo, la reversión del contexto global y la negativa del Gobierno a un acuerdo con los holdouts podría convertir en un sueño su aspiración.

El “blue” mostró también una buena performance como inversión a lo largo del año, con una suba del 42% que se ubicó levemente por encima de la inflación. Pero en este tiempo las acciones en pesos se convirtieron en la mejor apuesta del mercado, con rendimientos que llegaron al 200%.

Fuente: Ámbito Financiero

COMENTARIOS