Salud

Circuncisión, mitos y verdades ¿es necesaria o no?

Sin duda, la circuncisión es uno de los primeros procedimientos quirúrgicos a los cuales se enfrentan muchos hombres. Ya sea por motivos religiosos, culturales o de salud, esta operación ha generado grandes debates a través de los años

martes 30 de diciembre de 2014 - 10:20 am

Recientemente Taylor Newman, periodista, masajista y mamá de dos niños, escribió una nota para el portal de paternidad Babble, donde confesó haberse arrepentido de acceder a la circuncisión de su primer hijo, razón por la cual “dejó intacto” a su segundo bebé. ¿Sus motivos? El instinto protector de madre, entre otros conceptos. Muchas madres y padres, pueden encontrarse en la misma encrucijada; por eso, un buen punto de partida es conocer qué dicen los expertos.

De acuerdo con el sitio especializado en bienestar WebMD, la circuncisión (que es remover parte de la piel del prepucio del pene para dejar el glande al descubierto) por lo general se lleva a cabo durante las 48 horas posteriores al nacimiento (en la comunidad judía se hace en el octavo día). Pero la gran pregunta del debate es si los padres pueden decidir por los hijos para llevar a cabo este procedimiento, que es una “marca” de por vida.

Por ejemplo, el portal de noticias The Huffington Post menciona que la Asociación Médica de Suecia ha recomendado que la edad mínima para llevar a cabo la circuncisión debe ser a los 12 años de edad, con el fin de que el varón pueda dar su consentimiento para esta modificación corporal. Aunque por otro lado, WebMD señala que este procedimiento se vuelve más complicado y con más riesgos a una mayor edad. Por esta y otras razones la decisión, definitivamente, es compleja.

Por ello, aquí enumeramos algunos de los posibles pros y contras de llevarla a cabo, con el fin de que los papás puedan tomar en cuenta algunos datos antes de decidir por sus hijos si van a someterlos a este procedimiento.

Algunas posibles ventajas

WebMD señala que la circuncisión puede ayudar a:

•    Reducir el riesgo de infecciones en el tracto urinario.
•    Disminuir los riesgos de transmisión de enfermedades sexuales.
•    Reducir el riesgo de padecer cáncer de pene y de cáncer cervical en sus parejas sexuales.
•    Prevenir la balanitis (inflamación del glande) y la balanopostitis (inflamación del glande y el prepucio).
•    Prevenir la fimosis (dificultar para retraer el prepucio para descubrir el glande) y la parafimosis (dificultad para regresar el prepucio a su posición original).

Algunas posibles desventajas

•    Healthy Children, portal de la Academia Americana de Pediatría, señala que algunas personas consideran que el prepucio es una parte normal y funcional del cuerpo que tiene como objetivo proteger al glande y que no se debe remover.
•    El portal de la infancia Kids Health dice que, aunque no hay estudios concluyentes, hay quienes señalan que la circuncisión puede disminuir o incrementar la sensación en la punta del pene, reduciendo o bien, aumentando el placer durante la actividad sexual.
•    Como en cualquier procedimiento quirúrgico, la operación puede tener complicaciones y riesgos. Un estudio publicado en la revista científica Thymos: Journal of Boyhood Studies, en 2010, señala que existen aproximadamente 117 muertes anuales en los Estados Unidos como consecuencia de la circuncisión.
•    WebMD también menciona que aunque el riesgo es bajo, durante el procedimiento pueden generarse lesiones al pene.
•    Asimismo, dice que un pene sin circuncisión necesita mayor higiene para evitar infecciones.

El debate sobre este tema continuará, sobre todo al tomar en cuenta los hallazgos científicos sobre las posibles consecuencias positivas y negativas de esta práctica y compararlas con las razones sociales, culturales y religiosas. Por lo pronto, esperamos que lo que aquí hemos mencionado te ayude a tomar una decisión que será esencial y acompañará a tu hijo a lo largo de su vida.

COMENTARIOS