Bellezas Nacionales

Una verdadera bomba: Las mejores fotos de Ailén Bechara, la azafata más sexy de a “Todo o nada”

“El año comenzó bien en lo laboral, pero tambaleando en lo personal. Por suerte hice un click y me empezaron a salir muchos laburos. Hago un balance muy positivo”, dijo la azafata rubia de Guido Kaczka

martes 30 de diciembre de 2014 - 6:49 am

Ailén Bechara es una de las mujeres más lindas de la Argentina y tiene una figura escultural. La rubia oriunda de Darragueira mostró sus curvas para estar a tono con la temperatura del verano y contó intimidades en esta entrevista de eltrecetv.com.

– ¿Qué balance haces de este 2014?
– El año comenzó bien en lo laboral, pero tambaleando en lo personal. Por suerte hice un click y me empezaron a salir muchos laburos, más allá de A todo o nada y Los 8 escalones. Hago un balance muy positivo, lleno de cambios y todos para bien.

– El año empezó mal en el amor. ¿Cómo está ahora tu corazón?
– No es que empezó mal, sino que tambaleando. Corté una relación y no sabía dónde estaba parada, fue una etapa muy triste y viéndolo ahora -conociéndome cómo soy- no puedo creer que yo haya vivido todo eso.

– ¿Pero ahora estás sola?
– Ahora mi corazón está genial, estoy sola pero bien. Encontré el equilibro y estoy todo el tiempo rodeada de gente que me quiere. Bueno, tan sola no.

– ¿Qué fue esa aclaración? ¿Algo para anunciar?
– (RISAS) Nada para aclarar.

– ¿Sacás algo positivo de los momentos turbulentos que viviste?
– Tantos cambios que rompí con todas mis estructuras. En agosto mi vida empezó a mutar de tal manera que soy otra persona. Empecé a tomar la vida de otra manera, así que debo decir que fue un año maravilloso. 2015 agarrate.

– ¿Qué proyectos tenés para el año que viene?
– Quiero explotar, el año y a mí. Quiero explotar de verdad (RISAS). Lo que necesito es más tiempo. Tengo pensado dormir poco para estudiar mucho y dedicarme 100 % a mi carrera, dar más de lo que doy y esforzarme más.

– ¿Qué vas a estudiar?
– Seguir con teatro, clases de baile y locución, quiero tener herramientas.

– ¿Los hombres te encaran más cuando te ven en bikini o se apichonan?
– Siempre encaran, pero cuando una se broncea más y tiene menos ropa recibe más halagos.

– ¿Cuál fue la forma más insólita en la que te encararon?
– Tengo una que fue la más insólita y linda, la voy a contar por primera vez: avión de vuelta de la final del Mundo en Brasil, yo volvía sola y al lado mío se sentó un chico que no conocía. Me empezó a hablar y era muy educado y caballero, me trataba demasiado bien.

– Ya arrancó sumando puntos…
– Si, pero aterrizamos y no me había pedido ni el número de teléfono, y a mí me había encantado para ir a cenar y conocerlo. En migraciones encima nos separamos y pensé que lo había perdido. Pero cuando salí de ahí me estaba esperando con el perfume que siempre uso y en la tarjetita decía “si te gustó el perfume, me podés llamar”. Me mató.

– ¿Qué tiene que hacer un hombre para ganar tu corazón?
– Tratarme como una mujer, ser respetuoso y hacerme reír.

– ¿Cuáles van a ser tus tres deseos cuando levantes la copa el 31 de diciembre?
– ¿No se dicen no? Pero siempre mis tres deseos son pedir por mi familia, por trabajo y salud. También siempre pido tres cosas: ser feliz, ser feliz y ser feliz.

COMENTARIOS