Seguinos en nuestras redes

Sociedad General

Energía eléctrica y los apagones: un informe oficial admitía la grave crisis

Mientras el Gobierno lo negaba, la administradora del sistema hablaba de “emergencia operativa” en 2011

La gestión pública le permitió a Julio De Vido adquirir una gimnasia especial en el oficio de la negación. Durante los años más duros de la crisis energética, el ministro de Planificación debió ejercitarlo muchas veces. Lo hizo en el invierno de 2010 y en los veranos de 2011, 2012 y 2013, sólo por poner algunos ejemplos.

En septiembre de 2006, cuando aún no había estallado la disputa con el Grupo Clarín, estuvo en el programa A dos voces (que emite los miércoles Todo Noticias, el canal de cable del grupo) y declaró con énfasis: “Habrá energía en abundancia”.

Al mismo tiempo, documentos de Cammesa, la empresa mixta que administra el sector eléctrico y en la cual De Vido tomaba las principales decisiones, cuestionaban con datos técnicos esa afirmación. Uno de los años más críticos fue, justamente, 2006.

Una serie de comunicaciones internas, informes de riesgo y notas a las que tuvo acceso el diario La Nación confirman que entre 2003 y 2011 el sistema eléctrico funcionó en estado de “emergencia operativa” (es el término que usaron los técnicos para describir la situación) en el sector de generación. Es decir, el área donde actúan las empresas encargadas de producir la electricidad, que luego se transporta por las redes de distribución a todos los consumidores finales, incluyendo fábricas, comercios y hogares. Esos informes luego se discontinuaron.

Una nota de Cammesa describe la emergencia operativa como la situación que ocurre cuando la generación eléctrica disponible “remanente”, luego de “ingresar toda la generación necesaria para satisfacer la demanda, queda en valores mínimos o cero”.

Una pequeña tabla elaborada por técnicos del Estado muestra con crudeza la profundidad de la crisis energética en los últimos años.

En 2004, cuando el kirchnerismo recién comenzaba a tomar dimensión de la situación, en el 46% de los días hábiles del año se registró al menos una de las situaciones que hacen a la emergencia operativa. El número bajó al 27% al año siguiente, pero escaló al 63% en 2007 y alcanzó el 71% en el crítico 2008, el peor año de la crisis. En 2011, ese número se redujo al 26%, todavía muy alto. [pullquote position=”right”]Energía eléctrica y los apagones: un informe oficial admitía la grave crisis [/pullquote]

“Esto significa que el sistema eléctrico ha estado operando, en términos medios, al menos la mitad de los días hábiles del año en situaciones de emergencia operativa”, detalló uno de los informes de Cammesa, que ahora está bajo el control del ministro de Economía, Axel Kicillof.

Los técnicos del Gobierno estimaron que la principal causa de la reducida reserva térmica del sistema (la que generan usinas de electricidad que funcionan principalmente a gas) se debió a la “falta de combustible”, otra de las patas flojas del sistema energético durante el kirchnerismo.

En otros términos, por la caída en la producción de gas, el incremento de la demanda en hogares y las demoras para hacerse de combustibles sustitutos, como el gasoil y el fueloil, que la Argentina importó en cantidades multimillonarias en casi toda la década.

“Sin esta reserva, ante la salida de servicio de cualquier generador, a los efectos de abastecer la demanda debe recurrirse a la utilización de reservas hidráulicas de los embalses o a la reducción de la demanda a través de la reducción de tensión o de acuerdos programados con los agentes”, lamenta Cammesa en otro de sus textos.

Los llamados “acuerdos” son, en realidad, cortes en el suministro eléctrico que sufren las empresas cuando la energía producida no alcanza para cubrir toda la demanda, con el objeto de dar prioridad al abastecimiento en los hogares y en servicios públicos esenciales.

Los documentos internos del Gobierno recuerdan 2007 como uno de los peores años en materia de suministro eléctrico, si bien tal cosa nunca fue informada oficialmente.

“El año 2007 resultó uno de los más fríos de la serie histórica, presentando consecuentemente una elevada demanda de energía eléctrica durante el invierno. Este hecho, junto con la disminución de la oferta de gas a usinas por la misma causa y períodos de baja disponibilidad del parque térmico, provocó situaciones de emergencia de gran profundidad durante todo el período.”

Como los recursos disponibles no alcanzaron, “a partir de mediados de junio y hasta principios de agosto debió recurrirse a la reducción programada de la demanda de los usuarios industriales durante las horas de mayor consumo”, dice una de las notas de Cammesa, con una sinceridad poco habitual para el kirchnerismo en términos públicos.

En 2011, en cambio, el funcionamiento del sector mejoró por el ingreso de nueva oferta eléctrica. De todas maneras, se debió utilizar la generación de bajo rendimiento y confiabilidad para el 13% de los días hábiles del año. Sin embargo, en todos los años se debió recurrir a la importación de electricidad desde Uruguay y Brasil, muchas veces a un precio oneroso.

Al mismo tiempo, cayó la performance del sistema de distribución eléctrica, a cargo de empresas como Edenor y Edesur, entre otras.

Aunque sus voceros difícilmente lo digan en público, las empresas critican por esa situación el atraso en la recomposición de las tarifas, algo que está en la órbita del Gobierno y que en reiteradas ocasiones amagó modificar, sin haberlo concretado hasta ahora.

 

Fuente: La Nación

Sociedad

Alerta naranja: sigue la ola de calor y hay más de 20.000 usuarios sin luz en el AMBA

En medio de las altas temperaturas hay zonas en CABA y el conurbano bonaerense que siguen sin servicio de energía

22.000 usuarios de las compañías Edenor y Edesur continúan sin luz en la Ciudad de Buenos Aires y localidades del conurbano bonaerense, en medio de la ola de calor que esta semana sacudió al país.

Mientras rige una alerta naranja en Buenos Aires, los vecinos de Caballito, Flores, Villa Crespo y Villa del Parque, y de localidades del conurbano como Lanús, Almirante Brown y Presidente Perón, se vieron afectados por los cortes. Así, hacia el mediodía, constituyeron 14.188 los vecinos del sur de CABA y alrededores que no tuvieron respaldo de Edesur.

En cuanto al área de cobertura de Edenor, los usuarios sin suministro eléctrico eran 8.386, con predominio de cortes en los barrios porteños de Belgrano, Palermo y Núñez, y en los partidos bonaerenses de San Martín, Morón, Tigre y Vicente López, entre otros.

La situación es preocupante no sólo por las altas temperaturas, sino porque desde Navidad que el problema de la energía persiste.

Los reclamos a estas compañías no faltaron vía redes sociales.

A este escenario se suma el humo que invadió el cielo bonaerense, tras los focos de incendio en el Delta. Lucas Berengua, del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), explicó que como estos “continúan activos […], por la dirección del viento que tenemos ahora el humo viene directo hacia la capital”.

Continuar leyendo

Sociedad

Un nuevo corte masivo de luz en el AMBA deja a más de 150 mil usuarios sin servicio

Mientras todavía no se alcanza la máxima temperatura, las falencias en la red eléctrica comienzan a afectar principalmente los barrios porteños de Flores, Mataderos, y Caballito y Zona Norte

Cuando los termómetros marcan, al menos, los cuarenta grados de temperatura, cientos de miles de usuarios sufren nuevamente los cortes de energía, tras la caída del servicio de la línea de alta tensión que une las subestaciones Ezeiza con Zappalorto, según informa La Nación. Por el momento los usuarios de Edenor son las más afectados por los apagones.

El sofocante calor que se vive este viernes volvió a empujar el consumo eléctrico a un récord, tras registrarse un consumo de 28.132 megawatts (MW). El incidente y la cantidad de afectados ya fueron confirmados por la propia empresa, sin embargo, en la página del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) informaba que solamente unos 50.029 usuarios carecían de servicio.

Se trata del segundo apagón masivo que afecta a Edenor, luego de que cerca de las 8:40 de la mañana una falla en la subestación Edison -ubicada en Olivos, partido de Vicente López- dejará sin suministro a otros 150 mil usuarios a quienes, según informó la compañía, se les restableció el servicio a las 9:20.

El deficiente servicio eléctrico no esquiva a los usuarios de Edesur que también han sufrido cortes en medio de la ola de calor, tal como lo denunciaron los propios afectados de las zonas de Barracas, Boedo, Liniers, La Patarnal, Nueva Pompeya, Mataderos, Parque Patricios, Villa del Parque, Villa General Mitre, y Villa Lugano.

En tanto, en la zona del Conurbano bonaerense, el suministro está interrumpido en Avellaneda, Berazategui, Florencio Varela, Remedios de Escalada, Ingeniero Budge, Bernal, Quilmes y San Francisco Solano.

Los repetidos cortes de luz preocupan al Gobierno ya que ponen en jaque la política energética impulsada desde su llegada al poder. Por el momento, desde Casa Rosada se optó por medidas poco ortodoxas como darle asueto de medio día a los trabajadores estatales o incluso instar a las industrias a que limiten su producción entre las 13 y 16 horas, momentos en los que se registran las temperaturas más altas.

Noticia en desarrollo…

Continuar leyendo

Salud

La revista Science reveló que se descubrió la posible causa de la Esclerosis Múltiple

La investigación fue liderada por la Universidad de Harvard, que realizó un estudio con más de 10 millones de militares estadounidenses

En lo que significa un nuevo avance para la ciencia y para todos aquellos que padecen la enfermedad, se descubrió que la esclerosis múltiple “está probablemente” causada por la infección con el virus de Epstein-Barr, que provoca la mononucleosis.

El hallazgo se produjo tras más de dos décadas de una investigación liderada por la Universidad de Harvard. La prestigiosa institución educativa llevó a cabo un estudio que implicó el seguimiento a más de 10 millones de reclutas militares en los Estados Unidos, sobre quienes identificó un total de 955 a los que se les diagnosticó con esclerosis múltiple durante su periodo de servicio.

Se compararon las muestras de 801 reclutas con las de 1.566 militares que nunca desarrollaron esclerosis múltiple para probar su hipótesis. Así encontraron que la infección por el virus de Epstein-Barr dispara el riesgo de desarrollar la patología autoinmune.

El virus Epstein Barr es uno de los virus humanos más comunes. Cuando la infección por este virus ocurre durante la adolescencia o la adultez temprana, causa mononucleosis infecciosa entre el 35% y el 50% de las veces

La hipótesis de que el virus de Epstein-Barr (VEB) cause la esclerosis múltiple ha sido analizada por diversos grupos científicos durante varios años, pero “este es el primer estudio que aporta pruebas convincentes de causalidad”, según el autor principal de la investigación, Alberto Ascherio, de la Escuela de Salud Pública T.H. Chan de Harvard.

El científico consideró que se trata “de un gran paso, porque sugiere que la mayoría” de los casos de esclerosis múltiple (EM) “podrían prevenirse al detener la infección” por el virus que causa la mononucleosis, conocida como la enfermedad del beso, y que tener el virus de Epstein-Barr como objetivo “podría conducir al descubrimiento de una cura para la EM”.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR