Televisión

Eduardo Feinmann: “Soy cero facha. Soy enano. Mido 1,68. No me da el piné”

En una entrevista a todo color, el conductor no esquivó ninguna pregunta y soltó dardos hacia su familiar, José Pablo, a quien trató de "tarado y pelotudo"

miércoles 18 de diciembre de 2013 - 3:53 pm

El conductor Eduardo Feinmann tomó protagonismo en los últimos años por su constante toma de posición frente a temas como la legalización de la droga, las protestas en colegios o la legalización del matrimonio homosexual.

En una entrevista brindada a Fernanda Iglesias y publicada en La Nación, Feinmann no esquivó ninguna pregunta y soltó dardos hacia su familiar, José Pablo, además de confirmar que está “en contra de los delincuentes, de los narcotraficantes, de los drogadictos, de los piquetes, de los violadores”. [pullquote position=”right”]Eduardo Feinmann: “Soy cero facha. Soy enano. Mido 1,68. No me da el piné”[/pullquote]

“Para hacer un personaje tenés que ser un actor. Y yo actor no soy. Yo pienso lo que pienso desde siempre. Aquel que me escuchó durante estos últimos 16 años, sabe que pienso exactamente lo mismo. No sé por qué ahora tengo más visibilidad. No entiendo el fenómeno, la verdad”, se sincera el protagonista de las tardes en C5N.

Al referirse al filósofo José Pablo Feinmann, el abogado devenido conductor televisivo asegura: “El bueno soy yo, el otro es un pelotudo. Es primo hermano de mi papá. Las navidades las pasaba en su casa. Era la oveja negra de la familia. Y siempre era tratado como un pelotudo”.

Tras ser consultado sobre sus eventuales romances con mujeres, trascendidos en el último año en los medios, Feinmann respondió: “No, no. Soy cero facha. Soy enano. Mido 1,68. No me da el piné. No sirvo para eso. Lo mío es el periodismo de actualidad, el periodismo político”.

También se refirió a la entrevista que le realizó a la cómica Malena Pichot, en la que la trató de “drogona”. “No concibo que en los medios de comunicación hagan apología de la droga, ¿entendés? Malena es una chica que tiene un público joven que la sigue. Si ella dice que fumarse un charuto está bueno, creo que hay muchos chicos que la van a seguir. Lo que haga la gente en su casa me importa nada, ¿viste? Pero la apología es horrible, además es un delito”.  [pullquote]Eduardo Feinmann:”El bueno soy yo, el otro es un pelotudo. Las navidades las pasaba en su casa y siempre era tratado como un tarado”[/pullquote]

“El facho es el que me dice que soy facho. Y si ser facho es estar en contra de los delincuentes, en contra de los violadores, en contra de la droga, en contra de los narcotraficantes, en contra de la comisión de delito, bueno, soy facho. Pero yo no lo creo. Me parece que eso es querer una sociedad normal, vivible, qué sé yo”, comentó el conductor.

Feinmann también se refirió a su tiempo libre, y contó que cuando llega a su casa después del trabajo le gusta “jugar a la Play”. “La uso mucho para ejercitar el cerebro, reflejos, rapidez… Como un gimnasio cerebral”, reconoce.

COMENTARIOS