Economía

El Gobierno confirmó que las naftas bajarán un 5 %

Los ministros Axel Kicillof y Julio De Vido anunciaron en conferencia de prensa la rebaja que comenzará a regir a partir del 1 de enero

martes 23 de diciembre de 2014 - 2:37 pm

El Gobierno acordó con las provincias productoras de petróleo, las empresas y los sindicatos del sector una baja del cinco por ciento en el precio de las naftas y una reducción de siete dólares en el valor del barril de crudo.

Asimismo, dispuso la instrumentación de retenciones móviles a las exportaciones y una baja en el impuesto a los combustibles a cambio de que las empresas mantengan el nivel de actividad y de empleo.

Así lo confirmaron hoy los ministros de Economía, Axel Kicillof, y de Planificación, Julio de Vido, y la secretaria de Energía, Mariana Matranga, quienes brindaron algunos detalles del acuerdo cuatripartito alcanzado en las últimas horas, que también contendrá “estímulos (para las empresas) por producción y exportaciones”.[pullquote position=”right”] El Gobierno confirmó que las naftas bajarán un 5 %[/pullquote]

La reducción en el precio de todos las naftas y el gasoil alcanzará a todas las compañías a partir del 1 de enero, según indicó Kicillof, quien señaló que en los próximos días se brindarán detalles sobre el esquema de retenciones móviles a las exportaciones.

“Queremos dar respuesta a la situación del mercado del petróleo que, desde julio, cayó 40 por ciento, para que haya un reflejo en el bolsillo de la gente, pero sin que caiga la actividad”, enfatizó Kicillof.

El titular de la cartera económica señaló que en los “Estados Unidos salieron de producción 500 equipos, que representan el 25 por ciento por la caída de los precios internacionales”, con su consiguiente impacto en el empleo. “No podemos permitir que oscilaciones del mercados, que algunos la atribuyen a cuestiones geopolíticas, nos afecten ni que se vea frustrado el autoabastecimiento por movimientos abruptos” del mercado, expresó el titular del Palacio de Hacienda.

Respecto de la rebaja de siete dólares por barril, Kicillof sostuvo que “eso va a permitir que las estaciones de servicio y las refinerías no pierdan rentabilidad” y añadió que “el esfuerzo compartido” que harán todos los sectores incluirá una revisión “en el impuesto a las naftas que cobra el Fisco”, aunque no precisó de cuánto.

Kicillof también señaló que “vamos a tomar las medidas que tengamos que tomar para que haya más equipos de exploración trabajando, porque no podemos darnos el lujo de haber dado un paso adelante y ahora dos atrás por una crisis cuyo origen y duración se desconocen”.

Por su parte, De Vido comentó que “la baja de 10 centavos en el precio de los combustibles representan dos mil millones de pesos por año que se vuelcan a la economía real”, por lo que consideró que la medida adoptada también es “un aporte a la política de incentivar el consumo” que llevar a delante el Gobierno.

El acuerdo fue suscripto, además de por el Gobierno, por las empresas y sindicatos del sector y por las provincias que conforman la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (OFEPHI).

COMENTARIOS