Mundial de Clubes

Ortigoza encendió la polémica: Llegó a Argentina y disparó fuerte contra el Real Madrid

El mediocampista del Ciclón criticó a la organización y al árbitro del Mundial de Clubes por “desfavorecer” a su equipo en la final, aunque reconoció la superioridad del rival. "Nosotros hasta nos tuvimos que bañar con agua fría", dijo

lunes 22 de diciembre de 2014 - 7:06 am

Pese a la frustración y el llanto que invadió a la delegación de San Lorenzo luego de quedarse en las puertas de la gloria al perder por 2 a 0 ante Real Madrid en la Final del Mundial de Clubes, los fanáticos ‘azulgranas’ no dejaron de reconocerlos ni un instante. Tras las fervientes muestras de aliento que recibieron en Marruecos por parte de las 12 mil almas que los acompañaron en uno de los partidos más importantes de su historia, otra gran multitud se encargó de agasajarlos en Ezeiza apenas retornaron al país.

Ante la emotiva recepción, fue Néstor Ortigoza el primero de los jugadores en tener contacto con la gente y brindar sus sensaciones: “Vuelvo muy contento y orgulloso de este grupo que dio todo. Sabíamos que iba a ser muy difícil, pero nos vinimos con la cabeza en alto cada uno de nosotros, el cuerpo técnico, los dirigentes… La gente dejó todo”.

“Dejamos todo desde el minuto cero… Estuvimos comprometidos desde que salimos de acá. Estoy muy orgulloso de vestir esta camiseta. Desde el primer momento que terminó el partido me fui con la cabeza en alto y creo que todos lo sintieron así. No esperábamos este recibimiento, nunca se sabe con la gente de San Lorenzo”, lanzó un tranquilo y sorprendido ‘Orti’ apenas arribó.

Pero enseguida se fue soltando y encendió la polémica rápidamente: “Parecía que fuimos a jugar al fondo de la casa de ellos… Nosotros en el vestuario nos bañamos con agua fría. En todo momento sentíamos que pitaban para ellos. El árbitro se reía con ellos… Encima que son buenos, el árbitro les daba una mano. Una locura lo que se vivió.No quita que sean los mejores, tienen jugadores de mucha jerarquía que la mueven bien, pero estuvo demás lo que hizo el árbitro”.

“En los primeros minutos se puteaban entre ellos porque estaban desesperados. Tuvieron dos jugadas de pelota parada y nada más. Una a los primeros segundos que se traba Benzema y después no tuvieron muchas más, por eso digo que nos venimos con la cabeza en alto. San Lorenzo es un club grande y lo está demostrando”, concluyó el filoso mediocampista.

Tras estas sorpresivas y polémicas palabras, el presidente Matías Lammens asumió: “El árbitro se obnubila con las figuras del Real Madrid. Me lo dijo Néstor cuando terminó el partido”.

COMENTARIOS