Corrupción

Investigan alta corrupción: Petrobras reconoció que perdió millones en su venta al empresario k Cristóbal Lopez

En un informe propio, admitió que transfirió activos al empresario K a un precio subvaluado. Investigan si fue irregular

lunes 22 de diciembre de 2014 - 6:30 am

Un documento revelado por la prensa brasileña fortalece las sospechas de irregularidades sobre un millonario negocio entre la compañía estatal Petrobras y el empresario argentino Cristóbal López.

Es la operación por la que el empresario K Cristóbal López, titular del Grupo Indalo compró la refinería San Lorenzo en Santa Fe y 360 estaciones de servicio en la Argentina que pertenecían a Petrobras. La revista Istoé accedió a un informe que la petrolera presentó ante la Securities and Exchange Comission de los Estados Unidos, en el que la propia compañía admitió que la venta a López le significó pérdidas de por lo menos 68 millones de dólares.

La transferencia a López, concretada por US$ 102 millones en mayo de 2010, también fue motivo de un pedido formal de investigación por parte de un diputado brasileño a la comisión del Parlamento que puso en marcha el proceso del Petrolão, en el marco del cual se intenta esclarecer si existió una gigantesca red de corrupción en Petrobras. [pullquote position=”right”]Investigan alta corrupción: Petrobras reconoció que perdió millones en su venta al empresario k  Cristóbal Lopez[/pullquote]

Las diferencias en la valuación de los activos vendidos ya se conocían por un paper confidencial elaborado por la auditora Ernst & Young para Petrobras, en el que constaba que López había pagado menos de una novena parte del valor de mercado.

La operación entre la petrolera y Cristóbal López ya había sido abordada en agosto de 2013 por la revista Epoca, en cuyas páginas João Augusto Henriques, un operador del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), había acusado al empresario argentino por el supuesto pago de 10 millones en sobornos para concretar el negocio. Aquella denuncia aún no pudo ser probada.

COMENTARIOS