Judiciales

Fallo histórico: conceden un hábeas corpus a una orangutana

La Sala II de la Cámara de Casación Penal la consideró "sujeto no humano", por lo que recuperará su libertad y gozará de derechos básicos. Está en el Zoo porteño, pero será llevada a un santuario brasilero

domingo 21 de diciembre de 2014 - 11:17 am

En un fallo histórico a nivel mundial, la Sala II de la Cámara de Casación Penal le concedió un hábeas corpus a Sandra, una orangutana de Sumatra que vive en el zoo porteño.[pullquote position=”right”]Fallo histórico: conceden un hábeas corpus a una orangutana[/pullquote]

Así, el animal recuperará su libertad y gozará de derechos básicos, ya que por unanimidad fue declarada “sujeto no humano”.

Sandra, que tiene 29 años y desde hace dos décadas está en Buenos Aires, fue reconocida como persona jurídica. El fallo le abre el camino a ser trasladada a un santuario brasilero donde podría vivir en semilibertad. Si bien los animales no gozan de derechos como las personas, se considera que los chimpancés, orangutanes y gorilas cuentan con un grado de entendimiento y sentimientos similares a los del humano.

“A partir de una interpretación jurídica dinámica y no estática, es menester reconocer al animal el carácter de sujeto de derechos, pues los sujetos no humanos (animales) son titulares de derechos, por lo que se impone su protección en el ámbito competencial correspondiente”, indcicó el Tribunal. La resolución fue firmada por los jueces Alejandro Slokar, Ángela Ledesma y Pedro David.

El hábeas corpus fue pedido en noviembre pasado por la Asociación de Funcionarios y Abogados por el Derecho de los Animales, y en un primer momento había sido rechazado  por la jueza penal de instrucción Mónica Berdión de Crudo.

Adrián Sestelo, jefe de Biología del Zoo, afirmó que se trata de “una medida histórica. “Constituye un golpe a la columna vertebral del ordenamiento jurídico argentino, cuyas normas civiles consideran a los animales como cosas y abre un camino, no sólo para los grandes simios, sino también para el resto de aquellos seres sintientes que se encuentran injusta y arbitrariamente privados de libertad en zoos, circos, parques acuáticos y centros de experimentación”, sostuvo en diálogo con el diario La Nación.

COMENTARIOS