Animales

Un gato caminó 1.000 kilómetros para volver a su hogar, en Francia

La dueña decidió llevarse a su gato de vacaciones, pero Cookie se perdió. Un año y medio después, volvió a su casa, a 965 kilómetros de donde se había perdido.

sábado 20 de diciembre de 2014 - 7:06 pm

En marzo de 2013, un gato con el nombre de Cookie desapareció de su casa en Grasse, Francia. Su dueña, Dan Bouchery, había llevado a su mascota para que disfrutara con ella sus vacaciones de tres meses en un hotel, pero el gato desapareció del patio del lugar.

“Pensé que alguien se lo había llevado”, dice Bouchery.

La dueña entonces trató desesperadamente de encontrar a Cookie, poniendo carteles en las calles e incluso un aviso en el periódico local, pero eventualmente se cansó de la búsqueda y volvió a su casa en Calvados, en la región normanda de Francia.

cookie

Un año y medio después, Bouchery recivió una llamada inesperada: un veterinario en Orbec, a tan sólo unos kilómetros de Calvados, le informó que una mujer le había llevado el gato. Estaba sucio, claro, pero pudieron identificar que era en realidad Cookie gracias a su microchip.

La mujer que lo encontró, sin embargo, quería quedarse con el felino, y la policía, según cuenta BOuchery, debió intervenir: “Recién pude llevarmelo a casa el 14 de octubre”.

Sobre cómo el gato viajó casi mil kilómetros, cruzando Francia, la dueña opinó: “Creo que se orientó por las estrellas, caminando de noche y durmiendo durante el día. Es un gato extraordinario, y estoy más que impresionada por lo que hizo”.

COMENTARIOS