Política

Tras la caída de Stiusso, la incógnita: ¿hubo una orden presidencial para atacar a Bonadío?

La designación de Oscar Parrilli al frente del Servicio de Inteligencia estaría pensada por la mandataria para ponerle un freno a las causas que lleva adelante el juez

sábado 20 de diciembre de 2014 - 3:16 pm

El desplazamiento del histórico director general de Operaciones de la ex SIDE, Antonio Jaime Stiusso, y la posterior designación del nuevo titular de la secretaria de inteligencia, Oscar Parrili, es parte de una maniobra de la Casa Rosada, que intenta ponerle freno a las causas judiciales que comprometen a la presidenta Cristina Fernández. [pullquote position=”right”]Tras la caída de Stiusso, la incógnita: ¿Hubo una orden presidencial para atacar a Bonadío?[/pullquote]

Según información publicada por el sitio web “elinformadorpúblico.com”, la mandataria argentina le habría comunicado a Francisco Larcher que necesitaba frenar los avances de las causas que encabeza el juez Claudio Bonadio, por lo que le habría pedido a  Stiusso que se haga cargo de esa misión. Larcher le habría pedido explicaciones sobre la misión, algo que no le agradó a la Mandatria, quien días después le pidió la renuncia al subsecretario y a Héctor Icazuriaga.

De esta manera se anunció desde el gobierno que Juan Martín Mena, que era jefe de gabinete del ministro de Justicia,  sustituiría a “Paco” Larcher como subsecretario de Inteligencia.

La designación de Parrilli al frente del servicio de inteligencia estría pensada para frenar las causas judiciales encabezadas por el juez Bonadio, algo que Stiusso habría decidido no realizar y que le costó el cargo.

El juez del caso Hotesur es el más mirado del país, porque es probable que tenga es sus manos un caso que puede poner en aprietos a Cristina Kirchner. ¿Hubo una orden presidencial para atacarlo?

COMENTARIOS