Caso Benedit

Benedit y la pista del Casino Flotante: su señal de celular, una de las claves

Los investigadores analizan las cámaras de seguridad del lugar para determinar si el financista estuvo allí entre las 12 y las 17 horas. El joven había retirado u$s150 mil horas antes

viernes 19 de diciembre de 2014 - 10:44 am

La muerte del financista Mariano Benedit colmó las horas de televisión y las páginas de los diarios de hoy, luego de que ayer la investigación diera un giro al sumarse indicios que indicarían un posible suicidio.

El caso despertó el interés oficial, dado que hasta el secretario de Seguridad, Sergio Berni, se acercó hasta el lugar de la Costanera Sur, donde se encontró el cadáver, y mientras se especula sobre el manejo de dinero de la víctima. Esta mañana, encontraron la vaina de la bala 9 milímetros que mató a este joven de 31 años a sólo un metro del lugar en donde estaba el cadáver; además, bien temprano, los investigadores también pudieron confirmar que Benedit ingresó y salió del del Banco de Valores, que se ubica en el subsuelo de la Bolsa de Valores de Buenos Aires, según consta en las actas de la entidad. Pero no sólo esto, sino que además retiró 150.000 dólares de la caja de seguridad que la firma financiera de la familia posee en ese lugar.

La expectativa está en busca en el análisis -en tiempo real- de las filmaciones del martes pasado tomadas por las cámaras de seguridad del Casino Flotante en Puerto Madero, a unas cuadras del lugar donde se halló el cuerpo, para saber si pudo haber pasado por allí entre las 12.30 del martes, cuando salió de su casa, y las 16 o 17, hora en que fue estimado el deceso.

Esta última hipótesis se sostiene a partir de informes que la titular de la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción N°19, Graciela Alicia Bugeiro, tiene sobre el estado financiero de Benedit, quien habría tenido una deuda tres veces mayor al importe retirado del Banco de la Bolsa, según el dato aportado por un socio de la víctima.

De todos modos, aún quedan varios elementos por encontrar, por ejemplo la moto Honda Tornado 250 color blanca y una pick up Toyota Hilux que también pertenecía a Mariano Benedit.

Señal del celular, una de las claves

“Como hasta las tres de la tarde los celulares (de Mariano Benedit) recibían las llamadas, pero después empezó a dar apagado”, precisó Miguel, uno de sus hermanos.

Una de las pistas que siguen los investigadores es si el joven estuvo en el Casino Flotante de Puerto Madero horas antes de su muerte. Apoyados en la hipótesis del suicidio, la Policía tiene en cuenta que en un momento, su celular dejó de recibir llamadas, como si éste hubiera estado apagado.

En este sentido, el joven, quien había retirado 150 mil dólares horas antes, se habría visto obligado a apagar su móvil en el caso de haber ingresado al casino, lo que explicaría la imposibilidad de recibir llamadas por parte del joven.

COMENTARIOS