Política Internacional

Cómo fueron las negociaciones secretas entre Estado Unidos y Cuba

El Papa Francisco actuó como "garante" de que ambas partes se atendrían a los términos del acuerdo, organizado en secreto por más de un año

viernes 19 de diciembre de 2014 - 6:53 am

Si bien contó con la bendición de los más altos niveles de la Santa Sede, el histórico acuerdo que terminó con 53 años de desconocimiento diplomático entre Washington y La Habana se tejió en el más profundo secreto.
[pullquote position=”right”]Cómo fueron las negociaciones secretas entre Estado Unidos y Cuba[/pullquote]

El llamado personal del Papa en el asunto, según funcionarios norteamericanos, fue crucial para persuadir al presidente Raúl Castro de aceptar un intercambio de prisioneros y la liberación del voluntario norteamericano Alan Gross.

Francisco, indicaron los funcionarios, actuó como “garante” de que ambas partes se atendrían a los términos de un acuerdo organizado en secreto.

De acuerdo a lo publicado por el diario La Nación, las negociaciones secretas para liberar a Gross y reabrir los vínculos con Cuba llevaron un año y medio.

Existieron al respecto nueve encuentros en el Vaticano y Canadá, en las que un estrecho círculo de colaboradores de Castro y Obama debatió los detalles del intercambio, y también las grandes cuestiones históricas.

Los norteamericanos temían que la salud de Gross se estuviese deteriorando, y ese temor ensombrecía las negociaciones.

Hace varios meses, el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, le dijo al canciller cubano, Bruno Rodríguez, que si Gross moría en cautiverio, todos los esfuerzos del gobierno de Obama por reabrir las relaciones habrían sido en vano.

Las negociaciones se habían mantenido en estricta reserva, pero en marzo Obama incluyó a un influyente extranjero: puso al tanto al Papa. Días más tarde, Francisco escribió cartas para Castro y Obama, llamándolos a seguir esforzándose para lograr un acuerdo.

COMENTARIOS