Caso Benedit

Allanaron una presunta “cueva” de Benedit: desaparecieron computadoras y libros contables

"Nos dejaron sólo los teclados de las computadoras", comentó un efectivo que participó del allanamiento. A raíz de los faltantes, citaron a declarar al socio del financista. La Policía aún no encontró la moto en la que se trasladaba

jueves 18 de diciembre de 2014 - 3:30 pm

Los investigadores realizaron un allanamiento en una oficina donde creen que funcionaba una “cueva” financiera de compra y venta de dólares, y se encontraron con el faltante de los libros contables y computadoras.

El procedimiento fue realizado por detectives de la División Homicidios de la Policía Federal por orden de la fiscal de instrucción 19 Graciela Bugeiro, en un departamento ubicado en el piso 12 de la calle Esmeralda 1066. [pullquote position=”right”]Allanaron una presunta “cueva” de Benedit: desaparecieron computadoras y libros contables[/pullquote]

El propio socio de Benedit entregó las llaves, aunque las fuentes explicaron que cuando entraron alguien ya había sacado algunas computadoras. “Nos dejaron sólo los teclados de las PC. Las computadoras no estaban”, dijo a la agencia Télam uno de los investigadores.

La misma fuente explicó que por lo que pudieron averiguar en ese sitio se solían comprar y vender dólares y además se cambiaban cheques.

Los investigadores consideran fundamental los resultados de la autopsia, ordenada anoche, y de las pruebas de dermotest, para determinar si fue Benedit, de 31 años, quien accionó el arma de fuego que terminó con su vida.

El arma que presuntamente causó la muerte estaba registrada a nombre de Benedit, quien era diestro. Apareció junto al cuerpo, del lado derecho, y a unos pocos centímetros de donde yacía el cuerpo sin vida, con un detalle que llamó la atención de los investigadores: estaba sin los pantalones.

Tampoco hubo nota de suicidio, ni rastros de la motocicleta en la que se desplazaba Benedit cuando salió de su domicilio supuestamente para asistir a una reunión de trabajo. En algún momento entre su desaparición y su muerte, Benedit retiró 50 mil dólares de una caja de seguridad bancaria perteneciente a la familia, dinero que no fue hallado en su poder.

COMENTARIOS