Lavado de dinero

El kirchnerismo consiguió crear una comisión para investigar las cuentas en Suiza

El proyecto fue aprobado por 37 votos afirmativos, contra 27 negativos, con lo cual será girado al Poder Ejecutivo.

jueves 18 de diciembre de 2014 - 6:56 am

El oficialismo convirtió anoche en ley el proyecto de creación de la comisión bicameral que investigará la evasión fiscal y la salida de divisas del país, aunque el radicalismo planteó una queja y consideró inválida la comisión, porque a su entender se precisaba una mayoría especial de 48 votos que no se alcanzó.

El proyecto fue aprobado por 37 votos afirmativos, contra 27 negativos, con lo cual será girado al Poder Ejecutivo.

Al cierre del debate, el jefe del bloque de senadores radicales, Gerardo Morales, advirtió a los presentes que se necesitaba una mayoría especial de los dos tercios de los integrantes del Cuerpo para aprobar la creación de una comisión investigadora, según “el artículo 88 del Reglamento del Senado”, y aseguró que para su bancada “la comisión no se aprobó”.

La respuesta de su par oficialista, Miguel Pichetto, fue que se “trata de un proyecto de Ley y por eso sólo se precisa mayoría simple”, con lo que, para el oficialismo, la discusión quedó zanjada y se procedió a votar. [pullquote position=”right”]El kirchnerismo creó una comisión para investigar las cuentas en Suiza[/pullquote]

El referido artículo que se refiere a las “mayorías requeridas” establece “para la creación de comisiones especiales, especiales mixtas, bicamerales, bicamerales mixtas e investigadoras se requiere el voto de las dos terceras partes de los miembros integrantes de la Cámara”.

El jefe del bloque de senadores nacionales del Frente Para la Victoria-PJ, Miguel Pichetto, al defender el proyecto, recordó que la investigación local se inició a partir de “una información llegada a la AFIP sobre el descubrimiento de fuga de divisas por aproximadamente 4.000 millones de dólares (sólo en la Argentina)”, en referencia a la causa iniciada en Francia sobre maniobras de evasión fiscal del banco HSBC en distintos países con la apertura de cuentas bancarias en Suiza.

En ese sentido, recordó que, entre los titulares de las 4.040 cuentas de argentinos en Suiza, “hay figuras” cuyas palabras, en general contrarias al Gobierno y la clase políticas, son muy comunes, pero aclaró que, en esa lista de presuntos evasores “no aparece ningún político, un hecho interesante para mencionar”.

Además, dijo que, después de varias excusaciones de jueces para tomar la causa local, al final “un juez decidió declararse competente, luego de que la Cámara le diera la orden para que tomara la causa”, remarcó, al inferir que entre los supuestos responsables hay gente de mucho poder.

Su par radical, Gerardo Morales, condicionó el respaldo de su bloque a la iniciativa a que también se cree una comisión parlamentaria investigadora “del caso Hotesur”, la empresa que regentea los hoteles de la presidenta Cristina Fernández, y reclamó que al proyecto del oficialismo se incorpore que se investigue no sólo la evasión fiscal sino “el lavado de dinero”, tanto en “el sector privado como en el público”.

Al respecto, reseñó que su bancada ha presentado una serie de proyectos de creación de distintas comisiones investigadoras, como en el caso Ciccone, en la que encuentra involucrado el vicpresidente Amado Boudou por supuestas irregularidades. La adolfista puntana Liliana Negre afirmó que en la Argentina la cuestión de la fuga de capitales “no es una novedad”, recordó que en el Parlamento ya se han creado comisiones investigadoras y remarcó que existen informes de que “87 entidades financieras estuvieron inmiscuidas en maniobras de fuga de dinero en el 2001”.

También, le apuntó a los organismos de control argentinos, al indicar que “cuanto más presupuesto tenía la UIF (la Unidad de Investigaciones Financieras), más fuga de capitales había en la República Argentina, y acusó al oficialismo de intentar “distraer con esta investigación” para tapar otras cuestiones.

La macrista Gabriela Michetti coincidió con los planteos opositores de que la bicameral es “una cortina de humo” porque, a su entender, se impulsa en el momento en que “funcionarios del Gobierno están sospechados de corrupción, así como empresarios amigos del Gobierno”.

Dijo, además, que “las empresas y particulares” cuyas identidades se fueron conociendo como poseedores de cuentas en Suiza “contestaron a la AFIP que tienen todo en regla”, y coincidió con los radicales en que se incorporen como materia de investigación otros temas, como Hotesur.

El massista sanjuanino Roberto Basualdo declaró que “hacer una comisión bicameral para ver si alguien tiene una cuenta afuera y llamarnos a nosotros a investigar eso, es tapar cosas más importantes”, al rechazar la propuesta, pero señaló que, si las cuentas en el exterior “están allí por evasión, se le debería deducir al dueño de la cuenta el 35 por ciento del impuesto a las ganancias, que pague todas las multas, que declare lo que le queda y empiece a pagar bienes personales. Pero si ese dinero es por corrupción, hay que quitárselo todo”.

COMENTARIOS