Historias de vida

La historia de los jóvenes que nacieron en países que ya no existen más

Testimonios de personas que nacieron en sitios que modificaron sus territorios y su cultura

miércoles 17 de diciembre de 2014 - 7:51 am

Por decisiones políticas, el siglo pasado dejó una sucesión de países que ya no existen más. Como por ejemplo: la desaparición del imperio austro húngaro, la ruptura de la Unión Soviética, el fin de Alemania del Este y la disolución de Yugoslavia.
[pullquote position=”right”]La historia de los jóvenes que nacieron en países que ya no existen más[/pullquote]

Y uno se pregunta entonces, ¿cuál es la Patria para las personas que nacieron y vivieron parte de sus vidas en esos países que ya no existen como ellos la conocieron?

“Tengo presente que hacíamos cola para recibir provisiones. Para comprar leche había que madrugar: llegaba muy temprano al barrio una cisterna con leche y había que estar ahí porque nunca alcanzaba. Estábamos desde las seis, íbamos con dos bidones de tres litros, con tarros, lo que tuviéramos”, recuerda, en diálogo con el diario La Nación, Serguei Khamidulin, quien nació en Taskent, la actual capital de Uzbekistán, en 1982, y creció hasta los nueve años bajo el régimen comunista, como parte de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).

Y agrega: “Siento que pertenezco a la cultura rusa. Escribo, leo, me gusta la historia rusa. Acá participo de una organización que promueve la actividad rusa en la Argentina, que es la más grande del continente americano. Canto, me gustan las canciones de folklore ruso, los bailes”.

Al respecto, de acuerdo a lo consignado por el medio mencionado, la doctora en Ciencias Sociales e investigadora del Instituto Gino Germani de la UBA Ana Wortman, cuestiona la idea de que las identidades modernas estén ancladas en un territorio.

“La gente cuando migra recrea sus lugares de origen, construye un destino y una identidad nuevas. Inventan una idea de su país que ya no existe en ningún lugar. Es una invención de la tradición”, explicó.

Por otra parte, Vanja Kirsner también tiene memoria de que su país no es el mismo que recuerdan los mayores de su familia. Ella nació en Kranj, Eslovenia, cuando este país era una república regional de Yugoslavia.

Sus padres, con sus recuerdos de esa época, la ayudan a conformar su propia memoria. Tiene 26 años y era muy pequeña cuando Eslovenia logró la independencia.

“Mi casa es Eslovenia”, asegura. Y agrega: “Yugoslavia fue el país en el que mis padres crecieron, sólo eso”.

COMENTARIOS