Internacionales

Masacre en una escuela de Pakistán: 130 muertos, la mayoría son menores

Terroristas talibanes ingresaron al lugar y dispararon al azar. La mayoría de las víctimas son niños y adolescentes que asistían al colegio militar de Peshawar

martes 16 de diciembre de 2014 - 10:23 am

Un grupo de combatientes talibanes asaltó una escuela militar en Peshawar y mató a 130 personas. El ataque, además dejó 122 heridos y según las autoridades es el atentado miliciano más destacado que sufre la región en varios meses.[pullquote position=”right”]Masacre en una escuela de Pakistán: 130 muertos, la mayoría son menores [/pullquote]

El ministro jefe de la provincia en la que se ubica Peshawar, Pervaiz Khattak, dijo en televisión que al menos 84 de las víctimas fatales son alumnos del colegio, al que concurren en su mayoría hijos de militares.

Pervaiz Khattak, ministro jefe de la provincia en la que se ubica Peshawar, dijo a la televisión que al menos 84 de las víctimas son alumnos de la escuela, adonde acuden en su mayorìa hijos de militares.

“Mi hijo estaba vestido de uniforme esta mañana. Ahora está en un ataúd”, se lamentó un padre, Tahir Ali, cuando llegó al hospital a recoger el cuerpo de su hijo de 14 años, Abdulá.

El ataque comenzó esta mañana cuando hombres armados ingresaron en la institución y dispararon al azar, señaló el policía Yaved Jan. Luego, llegaron comandos militares que intercambiaron fuego con los asaltantes.

Pervez Khattak, primer ministro de Pakistán, confirmó que murieron 84 estudiantes, así como un soldado paramilitar. El ejército paquistaní informó a través de un comunicado que se estaba realizando una operación de rescate y la mayoría de los alumnos y empleados habían sido evacuados.

Más tarde, uno de los estudiantes heridos, Abdulá Yamal, dijo que estaba con un grupo de chicos de 8°, 9° y 10° grado que estaba recibiendo instrucción y formación de primeros auxilios con un grupo de médicos del ejército paquistaní cuando estalló la violencia.

Yamal, que recibió un disparo en la pierna, dijo que cuando comenzaron los disparos nadie sabía que estaba pasando. “Entonces vi niños cayendo que lloraban y gritaban. Yo también caí. Después supe que me había dado una bala”, contó desde su cama de hospital.

 

COMENTARIOS