Mercosur

Con el comercio intrazona en baja, arranca la 47° cumbre del Mercosur

Será la última cumbre en la que Cristina Kirchner estará al frente de la presidencia protémpore del Mercosur

martes 16 de diciembre de 2014 - 7:45 am

La brasileña Dilma Rousseff recibirá en esta cumbre recibirá la presidencia protémpore del Mercosur. Además, Evo Morales participará de la cumbre en la que sus colegas debatirán la entrada de Bolivia como miembro pleno de esta unión aduanera.

Los diplomáticos argentinos esperan incluir en el documento que firmarán los mandatarios el tema de los fondos buitre y de reestructuración de deudas soberanas.

Esta vez el cónclave se celebrará en Entre Ríos, sede en que juega de local el gobernador Sergio Uribarri, uno de los precandidatos presidenciales a los que Cristina impulsa.

El escenario que se presenta es el de un comercio intrazonal contraído. También se redujeron notablemente las inversiones de Brasil en la Argentina, que son a su vez los socios más grandes del bloque. “El Mercosur desde su creación, se basa en la fuerte integración de Argentina y Brasil y fue concebido ante todo como una iniciativa comercial. Desde esta perspectiva, el actual estado de la relación bilateral y la contracción del intercambio intrazona impacta en los fundamentos originales del bloque”, señaló Mauricio Claverí, coordinador de Comercio Exterior y Negociaciones Internacionales de la consultora Abeceb. Según sus datos, el comercio dentro del bloque pierde incidencia en sus exportaciones totales de manera galopante. Brasil está enfocada hacia México, Colombia y Perú.

Los preparativos

Ya casi está todo listo. La Cancillería se llevó peso logístico de una cumbre presidencial en una ciudad que carece de pista aérea para aviones grandes. Por cierto, se les pidió a las delegaciones que lleguen en aeronaves chicas y hasta que viajen por tierra. Inédito. Tampoco había alojamientos necesarios para albergar a todos y muchos deberán cruzar el puente hacia Santa Fe capital. En lugar de darle más presupuesto a Uribarri, el Palacio San Martín prestó hasta sus muebles antiguos para poder engalanar el mobiliario entrerriano.

COMENTARIOS