Energía

Tarifazo en marcha: fuerte aumento de la luz en el interior

Tal como lo adelantó Nexofin, algunas provincias ya anunciaron subas cercanas al 30% desde enero. Edenor y Edesur aún están evaluando el incremento

martes 16 de diciembre de 2014 - 6:22 am

Como adelantó Nexofin la semana pasada, las provincias preparan aumentos en la electricidad a partir de enero del próximo año luego de casi un año de tarifas congeladas. Los ajustes alcanzarán un promedio estimado de 30% y se haría en tandas para evitar que los consumidores terminen tirando abajo la medida presentando medidas cautelares, como ya ocurrió con los aumentos del gas. [pullquote position=”right”]Tarifazo en marcha: fuerte aumento de la luz en el interior[/pullquote]

La Empresa Provincial de Energía (EPE) de Santa Fe fue una de las primeras en tomar la iniciativa y ya anunció una suba de 27% desde enero, que se notará en las facturas que vencen en marzo. Lo mismo pasará en Entre Ríos, que a partir del mes próximo incrementará 20% las tarifas.

Edesal, la compañía eléctrica de San Luis, pidió una suba de 30%, similar a la que reclamaron la cordobesa EPEC y la distribuidora de Tucumán (EDET).

En Buenos Aires, la gobernación de Daniel Scioli tiene en estudio un aumento, pero todavía no se sabe qué sucederá con Edenor y Edesur.

En varias provincias estimaron que los aumentos deben comenzar cuanto antes para establecer un sendero de precios, de manera que el impacto total de los ajustes sobre la factura no se note de inmediato y permitan digerirlos mejor.

La semana pasada, Nexofin anticipó el aumento en la electricidad al acceder a una conversación que mantuvo un comerciante con la Empresa Distribuidora de Energía Norte (EDEN), donde éstos últimos confirmaron que en enero estarían habilitados por el Gobierno Nacional para subir las tarifas.

La realidad de las eléctricas es muy compleja. Los costos en aumento y las tarifas congeladas desde hace un año son un cóctel explosivo para sus balances. Las distribuidoras tienen un déficit cada vez mayor en sus pasivos. Por eso dejaron de pagar a Cammesa (la empresa administradora del mercado y la que les provee la energía) por la electricidad que venden. En total, la deuda de todas las distribuidoras con Cammesa superó en noviembre los 18.000 millones de pesos.

Enero no es una fecha casual para comenzar con los aumentos. Sucede que el último día de este año vence el Programa de Convergencia Tarifaria suscripto entre todas las provincias y el Ministerio de Planificación, que conduce Julio De Vido. Surgió desde esa cartera a principios de este año con una idea precisa: los gobernadores se comprometieron a no tocar las tarifas de luz por 12 meses y, a cambio, Nación les financiaría obras millonarias para mejorar la infraestructura eléctrica.

Para los gobernadores, ese plan no funcionó. Aunque las tarifas no aumentaron, se demoró el giro de los fondos para obras por parte del Gobierno. La encargada de supervisar las obras y avalar cada certificado emitido es la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), que se quedó con una adjudicación directa hecha por Planificación a cambio de casi $ 1,5 millones por su trabajo.

COMENTARIOS