Crisis Argentina

Para The Economist, Argentina podría tener “una crisis de pagos” e “inflación desenfrenada” en el 2015

El periódico británico el kirchnerismo deberá afrontar "el riesgo de una inflación desenfrenada", además de buscar equilibrio, hasta el final del mandato de Cristina Kirchner

lunes 15 de diciembre de 2014 - 6:59 am

El periódico británico The Economist lanzó “The World in 2015”, con las previsiones políticas y económicas para el famoso diario.

En este ejemplar, The Economist habló de la Argentina. Para nuestro país, destacan que durante su último año de gestión, el kirchnerismo deberá afrontar “el riesgo de una inflación desenfrenada”, además de buscar equilibrio, hasta el final del mandato de Cristina Kirchner, entre dos posibles acontecimientos: “revueltas populares” y una “crisis de pagos”, en alusión a la cancelación de la deuda con los holdouts, entre otros compromisos financieros.

En cuanto a las elecciones, el diario arriesga que “probablemente” el próximo presidente también sea peronista, y aseguran que tendrá un “pequeño” campo de acción para trabajar, más allá de “estabilizar la economía” y allanar el camino “hacia los mercados internacionales, cerrados desde el default de 2001″. [pullquote position=”right”]Para The Economist, Argentina podría tener “una crisis de pagos” e “inflación desenfrenada” en el 2015[/pullquote]

Estiman además que el crecimiento del Producto Bruto Interno será de 1.9%, y que el balance de cuentas del Gobierno, medido en términos de PBI, será de -1,9%. Además, la inflación alcanzaría el 26.5% anual.

En el aspecto político, el reporte señala que, “después de una docena de años de dominio” político “de la izquierda”, Sudamérica “empieza a moverse hacia el centro”.

Vaticina que Argentina elegirá un Gobierno “más pragmático y moderado” para poner fin a los años de las reglas “populares y nacionalistas”.

Destaca, también, que habrá tres vías principales donde se encauzarán los votos, lideradas por los candidatos peronistas Sergio Massa y Daniel Scioli, además de Mauricio Macri, a quien define como “el alcalde conservador de la Ciudad de Buenos Aires”.

Señala que la Presidente apoyará inicialmente a su propio candidato, “que tal vez sea el ministro Florencio Randazzo”, pero que finalmente “logrará un acuerdo con alguno de los principales postulantes para preservar una cuota de poder”.

COMENTARIOS