Política

El kichnerismo busca dar una señal de fuerza en el acto por los 31 años de la democracia

Los primeros manifestantes comenzaron a colmar la plaza de Mayo, pero la lluvia hizo que muchos dejaran el lugar para resguardarse. A pesar de tratarse de un acto de tinte partidista, será utilizada la cadena nacional

sábado 13 de diciembre de 2014 - 4:42 pm

Los primeros manifestantes que comenzaron a colmar las avenidas adyacentes a la plaza de Mayo, donde el gobierno festejará por tercer año consecutivo el Día de la Recuperación de la Democracia, llegaban acompañados de cánticos, sones de trompeta y bombas de estruendo. [pullquote position=”right”]El kichnerismo busca dar una señal de fuerza en el acto por los 31 años de la democracia[/pullquote]

Puntualmente a las 14, luego de descender de decenas de colectivos, diversas agrupaciones comenzaron a encolumnarse para ganar los primeros lugares en la plaza, cerca del escenario donde la presidenta Cristina Fernández dará un discurso. Se tratará, a su vez, de un intento del Gobierno Nacional de dar una señal de fuerza y unidad de cara al año electoral.

Como ya es una costumbre del kirchnerismo, un acto de tinte partidista utilizará la cadena nacional.

Jóvenes con banderas argentinas, de la agrupación La Campora, y otros movimientos afines al kirchnerismo desfilaban por las calles del microcentro que quedó completamente vededo al tránsito.

La columna de la agrupación Tupac Amaru, de la jujeña Milagro Sala, eligió la avenida Julio A. Roca para movilizarse con su orquesta, banderas blancas y una impresionanete carga de petardos. Los trabajadores de la SEDRONAR, que dirige el sacerdote Juan Carlos Molina, a su vez se reunieron en las oficinas y marcharon luego por la calle Maipú con banderas argentinas.

El gremio UPCN, en tanto, desplegó una de las banderas más grandes con la leyenda “mi vida por la patria, el alma por UPCN” desde los balcones de la Secretaría de Comercio. Algunos muchachos, en tanto, se tomaban fotografías y posaban con gestos graciosos mientras compartían bebidas refrescantes y sangría de vino blanco dentro de un melón cavado especialmente.

Infaltables, los puestos de choripanes y hamburguesas tenían sus parrillas encendidas desde las 10, así como los vendedores de remeras con las caras de Nestor Kirchner y Cristina Fernández se instalaron desde temprano en los alrededores de la plaza de Mayo.

COMENTARIOS