YPF estatal

Alta Corrupción en YPF: su presidente, Miguel Galuccio, nuevamente en la mira por la firma de un sospechado contrato en EEUU

Se suman los casos de corrupción en la empresa energética estatal. Miguel Galuccio, su presidente, otra vez en la mira

sábado 13 de diciembre de 2014 - 7:38 am

Son tiempos difíciles para la empresa estatal YPF. La abrupta caída en el precio internacional del petróleo arrastró el precio de la acción que cotiza tanto en el exterior como en la Bolsa porteña, y dio pie a pérdidas por 10.000 millones de dólares en la valoración total de la compañía.
A esto se le sumó en los últimos días un escándalo por la firma de un contrato de servicios entre Maxus Energy -pertenciente a YPF Holdings, un brazo internacional de la empresa-, y Karlin Pacific LLC. El objetivo del acuerdo bajo sospecha era el estudio de reservorios y la cifra fue de 300 mil dólares.

Sin embargo, según información publicada por El Inversor Online, el acuerdo encendió una luz de alarma en ciertos despachos, desde donde ordenaron realizar una auditoría que desnudó la falta de “expertise” de la empresa Karlin Pacific para prestar el tipo de servicios para los que fue contratada. Para ser más claros, la empresa contratada por YPF Holdings carecía de total experiencia en el área.

A cargo de YPF Holdings, Galuccio había nombrado a un íntimo suyo, Alfredo Jalfin, un geólogo argentino que antes de desembarcar en YPF Holdings y en Maxus se desempeñó en Schlumberger por recomendación, precisamente, del ingeniero entrerriano. Recordemos que Galuccio construyó su carrera en el sector servicios de la industria petrolera en el gigante Schlumberger, líder mundial en servicios de suministro de tecnología, soluciones de información y gestión de proyectos integrados para la industria de petróleo y gas. Allí, Galuccio y Jalfin tejieron una relación muy cercana, que derivó en que “El Mago” lo nombrara al frente de YPF Holding.

Destapado este escandaloso contrato por 300 mil dólares impulsado por su mano derecha, y con las conclusiones de la auditoría realizada, Galuccio no tuvo más remedio que sacar de la empresa a su amigo y compañero.

Desenredando la madeja

Como bien explica El Inversor Online, este contrato se trata de una muestra muy pequeña de acuerdos muy sospechados de corrupción y que vienen saliendo a la luz. Semanas atrás, informamos desde Nexofin (ver nota), que una empresa sin experiencia se había quedado con Parva Negra Oeste, “la perla negra” de YPF en Neuquén. Este bloque de exploración con acceso a Vaca Muerta quedó en manos de Enercana S.A., una empresa que tiene en su directorio a Osvaldo Sortino. Las casualidades no abundan en el negocio, y Osvaldo Sortino también aparece en el directorio de Karlin Pacific, la empresa que se adjudicó sin experiencia el contrato con YPF Holdings.

Osvaldo Sortino, al frente de Enercana, se comprometió a invertir 33 millones de dólares para hacerse de la adjudicación. Sin embargo, no le estaría resultando nada sencillo llegar a ese número, teniendo en cuenta que jamás ha participado de proyectos grandes de inversión.

Lo que queda claro es que Miguel Galuccio debiera empezar a dar explicaciones de diversos hechos que vienen apareciendo, llegando en este caso, a la salida de su ex hombre de confianza, Alfredo Jalfin, por la firma de este contrato, sospechado de fraudulento.

Sin embargo, ahora se le suma también un mega contrato firmado entre Neuquén y Enercana que desde el piso 34 del edifico de YPF están intentando trabar para evitar futuras investigaciones contra su gestión.

Se recuerda la rotunda negativa de Galuccio a la presentación de su declaración de bienes, a pesar de estar conduciendo una empresa controlada por el estado argentino.

COMENTARIOS