La pelea con los holdouts

Fracaso rotundo: Kicillof anunció que sólo el 2% optó por el canje de Boden 2015

El ministro de Economía sigue sumando desaciertos en su gestión. El objetivo era adelantar el pago de deuda para no enfrentar vencimientos por 6500 millones de U$S en año electoral, pero los resultados no fueron los esperados

viernes 12 de diciembre de 2014 - 8:14 pm

El ministro de Economía, Axel Kicillof, anunció que “se recibieron ofertas por 185 millones de dólares por un canje de BODEN 2015, lo que representa sólo dos por ciento del total”.

En una conferencia de prensa en el Palacio de Hacienda, el funcionario precisó que un total de 377 millones de dólares en bonos Boden 2015 aceptó el canje por el Bonar 2024 y que en cuanto a emisión extra de este mismo título hubo ofrecimientos por 286 millones. El objetivo del Gobierno era obtener u$s3 mil millones.

El ministro consideró que se trató de un “espaldarazo de confianza de los inversores”. Al parecer, considera que el país recibió un “shock de confianza” y el fracaso del canje por efectivo es un mensaje de los tenedores de bonos de que “prefieren quedarse en Argentina”.

Sin embargo, Kicillof debió comenzar su exposición con un repaso de la situación en los mercados financieros en las últimas dos semanas, para justificar el fracaso de la maniobra del gobierno. Aseguró que “reinó la volatilidad y la desconfianza” y que, a pesar de tratarse de un canje voluntario, los inversores “han decidido quedarse”.

En un intento por resaltar una gestión errónea, el ministro afirmó que “si el mercado hubiera desconfiado, como estaban tratando de instalar, lo que tendría que haber ocurrido era que los tenedores se hubieran desprendido” de esos títulos.

Pero en realidad, los resultados no fueron favorables. El objetivo era claro: evitar que en pleno año electoral se tuvieran que pagar vencimientos de deuda por 6500 millones de dólares. Pero ello no se pudo lograr.

Ahora, el gobierno no sólo deberá enfrentar casi la totalidad de esa cifra, sino que se le suma el duro golpe a la confianza en el país que significa el rechazo de los inversores a entrar en el canje.

Sostuvo que el objetivo de la operación de recompra fue “que no quedaran dudas de la capacidad de pago de la Argentina” y agregó que “

COMENTARIOS