Economía Internacional

El petróleo vuelve a caer y cotiza a u$s59 por barril: cómo impacta en la Argentina

Sólo en la semana que finaliza hoy, el precio del petróleo ronda el 10% de caída. La Bolsa porteña se ve resentida por este nuevo derrumbe y cae un 3%, con las acciones de las petroleras como lastre

viernes 12 de diciembre de 2014 - 1:41 pm

El mercado del petróleo rompe una nueva barrera en su desplome. Por primera vez desde 2009 el barril West Texas, de referencia en EEUU, baja de los 59 dólares. El barril de Brent, de referencia en Europa, cotiza también en zona de mínimos de 2009.

Sólo en la semana que finaliza hoy, el precio del petróleo ronda el 10% de caída. Este porcentaje eleva por encima del 45% el desplome acumulado desde los máximos alcanzados el pasado mes de junio.

La espiral bajista continúa, y los operadores del mercado de petróleo no encuentan motivos para apostar por el rebote. En su descalabro, el crudo ha roto una nueva barrera. El barril tipo West Texas, de referencia en EEUU, ha descendido en el primer tramo de la sesión de los 60 dólares por primera vez desde 2009, una caída que amplía incluso por por debajo de la cota de los 59 dólares.

Las caídas se extienden también al barril de Brent, de referencia en Europa. La jornada de hoy desinfla su cotización hasta los 62 dólares, en zona de mínimos de los últimos cinco años, desde 2009. El pasado mes de junio superó los 115 dólares.

Qué impacto tiene en Argentina

La caída en el precio internacional del petróleo registrada en las últimas semanas “obedece en parte a la apreciación” del dólar a nivel mundial y en Argentina tendrá “diversos efectos”, según un informe dado a conocer hoy por la consultora Ecolatina. [pullquote position=”right”]El petróleo vuelve a caer y cotiza a u$s59 por barril: cómo impacta en la Argentina[/pullquote]

“La caída del precio del petróleo tiene diversos efectos sobre nuestro país: este incide sobre el saldo energético y por lo tanto en la demanda de divisas, en el volumen de subsidios al sector energético así como en los precios internos de combustibles y en el flujo de inversiones destinados a yacimientos no convencionales (Vaca Muerta)”, planteó.

La consultora explicó que los países importadores de petróleo “se ven favorecidos ante un menor costo de sus compras energéticas”. Por otro lado, señaló que “hay que tener en cuenta que en el caso de los no convencionales, el desarrollo de nuevos proyectos está fuertemente ligados a la evolución en el precio internacional del petróleo”.

“De hecho, los expertos cuestionan la rentabilidad de los yacimientos no convencionales con un precio del crudo inferior a los 80 dólares por barril”, sostuvo. Por eso, consideró que “en principio, el impacto de los no convencionales sobre la oferta mundial de petróleo podría moderarse”.

COMENTARIOS